Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 06 mayo |
Santo Domingo Savio
home iconEspiritualidad
line break icon

Alguien conoce todos tus secretos y te ama

roujo-cc

Carlos Padilla Esteban - publicado el 22/06/16 - actualizado el 07/11/18

Él te mira y sonríe

Hace tiempo vi en una iglesia un dibujo de un ojo y debajo una frase: Dios todo lo ve”. En ese momento pensé en un Dios que todo lo controla, un Dios al que no se le escapa nada. Un Dios omnipresente que ve mi pecado y me persigue. Un Dios acusador, denunciador de secretos ocultos.

Me dolió pensar cuánta gente lo veía así.

En la película En el corazón del mar, un escritor que quería conocer la historia del barco que fue hundido por una ballena blanca, le dice al último testigo que quedaba:El diablo ama los secretos ocultos. Sobre todo los que devoran el alma de un hombre”.

Cuando al final revela todo lo que pasó le pregunta: “¿Jamás se lo dijo a nadie? ¿Ni siquiera a su esposa?” Y él contestó: “No, ¿cree que habría llegado a amarme si hubiera sabido las abominaciones que hicimos?”. A lo que su mujer, que estaba escuchando, responde: “Sí, lo habría hecho. La fuerza de ese muchacho aún vive en ti. Yo sé que ahí está, a pesar de que tú no”.

Dios me quiere así. Conoce los secretos más ocultos de mi alma y me quiere como soy. Conoce al niño oculto en mi interior. Sabe toda mi verdad. Es suya.

No me mira molesto al ver que no soy como creo que debería ser. Me quiere con lo más oculto que hay en mí. Conoce mi fragilidad y mi pecado. Se conmueve al ver mi herida. Nada hay secreto para Él. Me ve y su mirada me salva. No me juzga. Me abraza.

Me gusta pensar en ese Dios que pasea por mi alma mirándome. Mirando mi verdad, mis secretos, mi historia. Me mira y sonríe. Como esa madre que ve caminar por primera vez a su hijo pequeño. Me mira conmovido, nunca enfadado. Me sonríe y me levanta cuando caigo. Y me hace creer que confía en mí pase lo que pase.

Ante Él no hay nada oculto. Todo tiene luz. Le alegran mis secretos, mis misterios, mi verdad. Él está allí. En lo más guardado de mi alma.

Vive en mí ese Jesús mío que me salva. Tiene un rostro muy concreto. Tiene una voz que escucho. Y unos ojos que me miran, y yo los miro sosteniendo su mirada.

No es una idea. Es Aquel que más me ama. Y al que yo, torpemente, intento amar.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
2
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
6
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.