Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 05 marzo |
San Juan José de la Cruz
home iconEstilo de vida
line break icon

No sólo la tristeza indica depresión, la irritabilidad también

A mente é maravilhosa - publicado el 20/06/16

No siempre la tristeza está presente en la depresión - conozca otros síntomas de esta enfermedad

No sólo la tristeza continua e intensa o, mejor dicho, el estado de ánimo sin esperanzas, desanimado o “en el fondo del pozo” es síntoma de depresión. De hecho, la tristeza como síntoma puede no manifestarse en una persona deprimida, siendo su prima hermana la irritabilidad.

Sí. Por más extraña que esta afirmación parezca, una persona deprimida puede no mostrarse triste, pero sí de forma irritada, inestable o frustrada. Las quejas somáticas, el mal humor, las perturbaciones, los dolores físicas, las montañas rusas emocionales, etc. Todo eso puede sustituir la tristeza como síntoma de un problema emocional como la depresión.

Por tanto, podríamos decir que las manifestaciones de rabia, como la insensibilidad, la irritabilidad, la agresividad, y el comportamiento “autoritario” son, a veces, gritos de auxilio para salir del pozo de oscuridad en el que la depresión sofoca.

La irritabilidad como criterio diagnóstico de depresión

Según criterios tanto del Manual Diagnóstico de los Transtornos mentales en la última versión (DSM-5) como de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10), un diagnóstico clínico de depresión puede ser realizado si la persona muestra, entre otras condiciones, irritabilidad en vez de tristeza.

Es decir, si una persona constantemente malhumorada muestra una ira persistente, una tendencia a responder a los acontecimentos con ataques de ira, insultando a los demás o con un sentimiento exagerado de frustración por cosas sin importancia, puede estar fundada en un estado de ánimo depresivo patológico.

En niños y adolescentes se puede manifestar un estado de humor irritable o inestable, más que un estado de ánimo triste y desanimado. Esto no debe confundirse con lo que se considera un patrón de “niño mimado”, con irritabilidad frente a las frustraciones.

Con todo, cabe resaltar que al igual que la tristeza por sí sola no es un criterio suficiente de depresión y necesita otras connotaciones para ser considerada patológica, lo mismo sucede con la irritabilidad.

Concretamente, para hacer un diagnóstico de depresión según los sistemas clasificatorios citados, estas dos condiciones por separado son necesarias, pero no suficientes. Por tanto, no se puede interpretar que basta estar triste o irritado para estar deprimido.

La tristeza y la irritabilidad, por si solas, son estados emocionales saludables, pues pretenden informarnos de que existe algo que nos incomoda y que está perjudicándonos. Sólo se transforman en patológicos cuando distorsionan nuestras vidas y deterioran demasiado nuestras esferas sociales y profesionales durante mucho tiempo.

En general, es preciso tener cuidado con la irritabilidad porque nos puede llevar a hacer cualquier cosa sin que consideremos las consecuencias negativas. Por tanto, un estado persistente lleno de esta inestabilidad característica puede llegar a ser devastador.

Perder la calma con facilidad, hacer comentarios desagradables, ser poco tolerante, demostrar impaciencia, sentir nervosismo, manifestar agitación, tener reacciones inadecuadas, que la gente empiece a apartarse de nosotros por ser desagradables, etc. Todo eso indica que algo no está bien en nuestra vida y que es necesario tomar medidas.

Por tanto, la ira o la irritabilidad que se manifiestan cuando padecemos de depresión es una forma de externalizar lo que se siente y no está siendo expresado. Podemos decir que la persona deprimida tiene la sensación de estar oprimida, de llevar a los hombros un cascarón que pesa toneladas.

Esto le hace sentirse hundida, vulnerable, con la impresión de que ese cascarón no la deja caminar, dificultando su vida y descompensando su ánimo. Esto causa la inestabilidad y la dificultad que esas personas tienen de realizar sus actividades en el día a día.

Por tanto, con la poca fuerza que ese tenebroso cascarón les permite tener, consiguen, como mucho, comer algo y dormir. Este es el peso de la angustia, que se traduce en una realidad asfixiante de tristeza o irritación dependiendo de la persona y, obviamente, del momento.

(via Mente Maravilhosa)

Tags:
depresion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
3
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.