Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 02 agosto |
San Eusebio de Vercelli
home iconActualidad
line break icon

“La leyenda de Barney Thomson”: el asesino en serie accidental

Antonio Rentero - publicado el 20/06/16

El protagonista de esta historia probablemente quiera transmitirnos el concepto de que hasta para ser inocente hace falta ser valiente

Seguro que han escuchado alguna vez ese chiste en el que el juez interroga al acusado:

-Explique al jurado cómo murió su suegra.

-Señoría, estaba yo cortando jamón tan tranquilo en la cocina de casa cuando a mis espaldas entró mi suegra en silencio, me asusté cuando noté que había alguien detrás de mí y al girarme le clavé accidentalmente el cuchillo en el pecho.

-¿Quince veces?

-Quince veces.

-Y ¿sería el acusado tan amable de explicar cómo asestó todas esas puñaladas de manera accidental?

-No, que me da la risa, Señoría.

Pues en ocasiones si no la vida real por lo menos la imaginaria de la gran pantalla ofrece estas oportunidades en las que justificar a través de una historia el delirante proceso por el que un accidente puede convertir a alguien en un asesino en serie.

Esta es la propuesta con la que el actor Robert Carlyle, más que conocido por trabajos tan dispares interpretativamente como “Trainspotting” (Danny Boyle, 1996), “Hitler: el reinado del mal” (Christian Duguay, 2003) o “28 semanas después” (Juan Carlos Fresnadillo, 2007) se estrena en la dirección. Él mismo encarna a un mediocre peluquero, solterón empedernido y de vida gris y monótona que accidentalmente un día se ve implicado en un homicidio.

Inicialmente trata de escabullirse, labor en la que su mandona y disparatada madre (una divertidísima Emma Thompson convenientemente caracterizada hasta ser casi irreconocible) que le “ayudará” (si es que entendemos por “ayuda” etiquetar los miembros descuartizados de una víctima y guardarlos ordenadamente en el congelador) en un empeño en el que pronto se demostrará enormemente incapaz, pareciendo incluso más sospechoso de lo que inicialmente podría aparentar, y complicándose progresivamente la situación mientras un expeditivo policía (el siempre magistral Ray Winston) le pisa los talones.

Humor negro negrísimo, dirección más que encomiable para tratarse de una ópera prima, a medio camino entre el costumbrismo colorista y disparatado de los franceses Jeunet y Caro en “Delicatessen” (Jean Pierre Jeunet y Marc Caro, 1991) o cualquier trabajo del subgénero “mafia británica” de la escuela de Guy Ritchie (“Lock & Stock”, “Snatch, cerdos y diamantes”, “Revolver”, “Rockanrolla”), bien replicado también en “Layer Cake” (2004) por Matthew Vaughn (“Kick Ass”, “X-Men: primera generación”, “Kingsman: servicio secreto”).

Carlyle nos presenta al implicado en un accidente que se convierte en víctima en parte por su propia estupidez (no desentonaría en “Quemar después de leer”, Joel & Ethan Cohen, 2008), en parte porque el entorno (su trayectoria, su madre, su vida…) tampoco le han preparado para hacer algo distinto de lo que (perdonen la procacidad) describe en algún momento la película el policía perseguidor del criminal como “ha convertido en un arte el cagarse encima”.

¿Se puede convertir alguien no ya en homicida sino en asesino en serie por mera cobardía? Pues sí, eso es lo que resulta suceder en el caso de Barney Thomson, el protagonista de esta historia que probablemente quiera transmitirnos el concepto de que hasta para ser inocente hace falta ser valiente.

Tags:
cinegrandes producciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
7
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.