Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Divorciados en nueva unión y a la vez católicos

Comparte

Curando heridas y construyendo sólidamente las bases de un nuevo y definitivo hogar

Los divorciados en nueva unión tienen que sentir el amor de la Iglesia; “no es suficiente que sepan que la Iglesia los ama, tienen que sentirlo”. Es la convicción de una iniciativa de acompañamiento a personas católicas que viven en una situación “irregular” por la ruptura de sus vínculos matrimoniales.

Se llama “Pastoral de la esperanza” y desde que nació hace 10 años en Argentina se ha extendido diversos países como Paraguay, Chile y España, dentro del movimiento católico de Schoenstatt.

La Iglesia no puede permanecer indiferente a estas situaciones dolorosas”, sino que, como el buen pastor, debe buscar “la oveja perdida”, afirma uno de los matrimonios animadores en la web schoenstatt.org.

Y ello “sin establecer diferencias entre quienes siguen fieles a su compromiso matrimonial y quienes han roto dicho vínculo e, incluso, han establecido una nueva relación”.

Y recuerdan que los divorciados que tienen una nueva pareja siguen siendo miembros de la Iglesia, “han recibido el bautismo y conservan la fe”.

A través de diversas actividades, parejas en distintas situaciones se apoyan para recorrer “con confianza y alegría el itinerario de conversión (progresiva por excelencia), de sanación y de crecimiento en la fe y en la vida cristiana, de pareja y de familia, según cada situación en particular”.

Consideran que los divorciados que conviven con otra persona deben sentirse “parte importante de la Iglesia”, con derechos y obligaciones, y tratan de “integrarlos  y rehabilitarlos en el servicio a Dios y al prójimo”.

Los matrimonios que animan esta pastoral, entre ellos también divorciados en nueva unión, afirman que la iniciativa “es inclusiva y no busca una solución sacramental, sino evangelizadora”.

Convencidos de que se abrirán “caminos inéditos de crecimiento espiritual”, “queremos acompañarles con amor y esperanza a curar las heridas de una separación –concluyen- y a asumir el desafío de construir sólidamente las bases  de un nuevo y definitivo hogar”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.