Aleteia

La escritora Clara Janés, san Juan de la Cruz y el Cantar de Los Cantares

Comparte

La escritora catalana, que ocupa la silla U, es la décima mujer en ingresar a la RAE

Nacida en Barcelona en 1940, Janés es poeta, narradora, ensayista y traductora. Su repertorio de idiomas abarca incluso el farsi y el checo, que aprendió para leer a algunos de sus autores favoritos en el idioma original.

Tras la muerte del jurista Eduardo García de Rentería, Janés se convirtió el 11 de junio en la décima mujer en ingresar en la RAE, ocupando la silla U, con un discurso en homenaje al célebre poema bíblico, titulado Una estrella de puntas infinitas: en torno a Salomón y el Cantar de los Cantares.

Desde 2015, Janés ocupa la silla «U» de la Real Academia Española.
Desde 2015, Janés ocupa la silla «U» de la Real Academia Española.

En su discurso, Janés recuerda el primer texto que le acercó a la poesía: el Cántico espiritual, de san Juan de la Cruz, a su vez inspirado, precisamente, en el Cantar, atribuido tradicionalmente al rey Salomón.

Ha sido influida por esta tradición místico-amorosa que la escritora catalana terminaría de escribir su poemario de 1964, Las estrellas vencidas pero, más específicamente, por el santo carmelita, a quien descubriese gracias a una lectura que, a propósito del Cántico Espiritual, hiciese el profesor José Manuel Blecua en la universidad.

“Me parece fascinante ver el desarrollo literario del Cantar de los cantares en autores como fray Luis de León, Arias Montana y santa Teresa de Jesús, y, claro, san Juan de la Cruz”, comenta Janés en una entrevista con El País, de España.

“Y todavía más cuando veo que santo Tomás de Aquino muere igual que san Juan de la Cruz, pero él cantando el Cantar de los cantares, mientras san Juan, en su celda-prisión pide a los monjes que se lo reciten y memoriza los primeros 31 versos. Es la belleza como algo salvador.

Luego están las conexiones del universo místico-personal, místico-pasional, místico-sexual, porque en el fondo lo que se canta es la unión de hombre y mujer y de esta unión el fruto de un hijo, el nacimiento de una vida.

Lo que los acerca a ellos al Cantares, que ven allí el gran enigma de qué es la vida. Por eso yo me lanzo a leer tantos libros de física, porque es un misterio. ¿En qué consiste la vida? Pues es que materia y energía son lo mismo, es un enigma muy grande”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.