Aleteia

Gracias, pero no: Scholas rechaza donación del Estado argentino

Comparte

Lo ha pedido el mismo papa Francisco

La decisión de que el Estado argentino done un millón de euros para el funcionamiento de la sede central de la Fundación Pontificia Scholas Ocurrentes en Buenos Aires dio lugar a distintas suspicacias. Y en línea con otras decisiones de otros organismos de la Iglesia que no reciben ayudas monetarias de los estados, la fundación ha decidido declinar la donación.

Según han escrito medios periodísticos en la Argentina como La Nación y Perfil, la donación había sido solicitada por los directores mundiales de la Fundación Pontificia con sede central en Buenos Aires.

Sin embargo, el mismo papa Francisco, según informan estos medios, pidió que el apoyo del Estado que hoy encabeza el presidente Mauricio Macri no implique asignación de fondos públicos a la Fundación.

El anterior gobierno argentino, encabezado por la presidenta Cristina Kirchner, también apoyó a Scholas de manera explícita con el impulso a la sanción de una ley que declaró a sus fines de vincular a las escuelas de todo el mundo como de interés nacional.

Tras ese apoyo oficial, numerosas empresas acercaron su contribución en los primeros años de funcionamiento del organismo.

Además, funcionarios cercanos a ese Gobierno trabajaron de cerca con ella para sus primeros pasos.

La pareja del ex secretario de Comercio Exterior Marta Cascales, Guillermo Moreno, por ejemplo, es una de las primeras colaboradoras de la Fundación.

Otras fuentes de financiamiento

Como hemos informado recientemente, la Fundación Scholas Ocurrentes tiene otros proyectos en marcha que le permiten obtener para su funcionamiento financiamiento de empresas y particulares.

Junto con los supermercados Carrefour, ha recaudado en una campaña de dos meses 37 mil euros, provenientes del vuelto en las compras donado por más de un millón y medio de personas.

Asimismo, como informó recientemente en su último congreso en Roma, realizará un partido por la paz con numerosas figuras del fútbol mundial en la Ciudad de La Plata.

Otros ejemplos de transparencia

En cuatro días comienza en la provincia argentina de Tucumán el XI Congreso Eucarístico Nacional, al que acudirán decenas de miles de argentinos y para el que se ha montado una organización muy costosa.

Las fuentes de financiamiento, sin embargo, en poco tocan a los estados nacional o provincial.

El Congreso se financia con las inscripciones de los congresales, donaciones de empresas y personas, y una colecta nacional que tuvo lugar en todas las parroquias del país.

El Estado brinda apoyo logístico o de infraestructura para el evento con el que la Iglesia celebrará el Bicentenario, pero no monetario, en señal de independencia y transparencia.

Por otro lado, el fin de semana del 11 y el 12 de junio la Iglesia argentina realiza la colecta nacional de Cáritas, de la que hemos informado aparte en
http://es.aleteia.org/2016/06/10/dar-lo-mejor-de-uno-para-cambiar-el-mundo/.

En la edición 2015 los argentinos pusieron de su propio bolsillo un monto tres veces superior a la donación que Scholas hubiese recibido del Estado si se concretaba la donación pretendida.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.