Aleteia

Devuelve la vista a los que menos tienen

Comparte

El oftalmólogo reconocido a nivel mundial Luis Izquierdo Villavicencio asiste a los más desfavorecidos

Interesado en devolverle la visión y asistir a los que menos tienen, Luis Izquierdo Villavicencio, oftalmólogo peruano, recibe en su consultorio a todo el que necesite de sus servicios. Y es que cuando se trata de ayudar no escatima en gastos.

Especializado con honores en Brasil y Estados Unidos es egresado de la Universidad Federico Villareal. El médico, de 46 años, participó de una competencia a nivel mundial por la moderna técnica que implementó para la catarata.

Su destreza en la cirugía lo ha llevado a conseguir el mayor galardón entre sus colegas de los países de América Latina, América del Norte, Europa, Oriente Medio y Asia.

Distinguido como el mejor oftalmólogo a nivel mundial, obtuvo una medalla de oro luego de su participación en Cataract Surgery Olympics, Congreso Mundial de Oftalmología realizado en México.

Detrás del telón de la catarata

Cuando era niño iba de la mano de su padre a dar un paseo. “Para hacerme feliz él me decía: “echarás las gotas en los ojos a los pacientes”.

“Desde pequeño me vinculé a esta profesión con mucho amor. Vi en mi padre su capacidad de servicio y la alegría de devolverle la visión en 24 horas a quien acudía a su consultorio”, comenta el médico en una entrevista.

“Mi padre nunca se cansaba de su trabajo, siempre lo vi contento sirviendo a los demás”. Esta cirugía es la única capaz de prevenir la ceguera, por tanto es la de mayor impacto social, le devuelve la vista al paciente en un corto tiempo.

El nuevo referente mundial en la oftalmología está interesado también en enseñar a las nuevas generaciones sus modernas técnicas. Es por eso que ha implementado en la clínica que dirige en Lima a un grupo de médicos especialistas de Latinoamérica que comparten con él las ganas de poner al servicio esta vocación.

Una medalla para el Perú

Este certamen se realiza cada dos años como parte del congreso mundial. En el concurso demostró cómo a través de un lente intraocular se puede otorgar al paciente una mejor calidad de visión, incluso al punto de parecer que nunca hubiera existido una complicación.

La distinción fue otorgada como el mejor trabajo del continente. “Fue todo un desafío para mí competir con tan notables oculistas de todo el mundo”. El oftalmólogo peruano brilló ante sus colegas asiáticos, americanos y europeos.

“La pasión por lo que hago es lo que me ha llevado a hacerme con este premio. Todo esfuerzo vale la pena, es verdad. Nada se hubiera podido lograr sin trabajo. Es lo que trato de enseñar también a mis alumnos”, comenta el oculista peruano.

Médico de vanguardia

En Centroamérica ya se le conocía por su ejemplar trayectoria, siempre desarrollando nuevas técnicas.

Es un médico de vanguardia, así lo afirman sus colegas de trabajo en su moderna clínica “Oftalmosalud”, ubicada en una zona residencial de Lima.

“Llegué de Paraguay y estoy feliz aprendiendo con este ejemplar oculista”, afirmó uno de ellos en un reportaje para la televisión peruana.

“Esta distinción es un estímulo para compartir nuevos conocimientos con mis colegas nacionales y extranjeros que trabajan conmigo en la clínica”, expresó el oftalmólogo.

“En los próximos años espero ver convertida esta clínica en el centro de mayor avance oftalmológico a nivel de docencia en Latinoamérica».

«Me he propuesto profundizar más en la investigación ocular y construir un laboratorio a gran escala sobre trasplante a nivel celular, de modo que el trasplante de córnea sea más efectivo”, continuó.

Hasta sus manos han llegado bebés de un mes de nacidos con cataratas. Los factores que producen catarata son diversos; van desde el alto índice de radiación solar y el tabaquismo, a la hipertensión.

Esta cirugía es la única capaz de prevenir la ceguera, cuando el cristalino deja de acomodarse y se presenta dificultad para leer.

Telemedicina robótica en Perú

“Ahora estamos desarrollando un estudio piloto a nivel mundial en telemedicina robótica que será aplicado en Perú. Se trata de acortar distancias en zonas donde la población no tiene acceso a modernos equipos tecnológicos”, expresó el médico.

Este esfuerzo se desarrolla como una aplicación de la telemedicina robótica. Consiste en comunicar al médico oftalmólogo todo lo que el robot observa del paciente.

Este robot se desplaza en el ambiente donde se encuentra el paciente, la información se transfiere a través de una laptop desde un auto quizás.

Esta es una muy buena forma de atender a los pacientes que se encuentran al interior del país y no cuentan con los recursos económicos para solventar una operación de catarata.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.