Aleteia

La Santa Sede condena y muestra su dolor ante la masacre en un club gay de Orlando

Comparte

El agresor asaltó el local con dos armas de fuego y el balance es de 50 fallecidos y más de 50 heridos

50 fallecidos y más de 50 heridos es el resultado de un ataque a una sala de fiestas perpetrado hoy en Orlando (EEUU). Un ciudadano residente en Florida, pero de padres afganos a quien han identificado como Omar Mri S. Mateen irrumpió en el club nocturno Pulse, un local frecuentado por homosexuales.

Un policía sorprendió al hombre en el club con “dos armas de fuego y una suerte de artefacto”, tras lo que se produjeron diversos disparos y el agresor se atrincheró con varios rehenes en el local.

La Santa Sede ha realizado un comunicado en el que muestran “la terrible masacre ocurrida en Orlando, con un número altísimo de víctimas inocentes, ha suscitado en el Papa Francisco y en todos nosotros los sentimientos más profundos de execración y de condena, de dolor y de truncamiento ante esta nueva manifestación de locura homicida y odio insensato”.

“Papa Francisco se une en la oración y en la compasión al sufrimiento indecible de las familias de las víctimas y de los heridos y los encomienda al Señor para que puedan encontrar consuelo”, continúa el comunicado.

El mensaje finaliza pidiendo que “se puedan identificar y combatir eficazmente lo antes posible las causas de esta violencia horrible y absurda, que turba tan profundamente el deseo de paz del pueblo americano y de toda la humanidad”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.