Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 21 junio |
San Luis Gonzaga
home iconActualidad
line break icon

Dar lo mejor de uno para cambiar el mundo

Esteban Pittaro - publicado el 10/06/16

"Caritas es como un abrazo"

Con un trabajo silencioso, ajeno a millonarias donaciones, pero receptora de muchísimas pequeñas asistencias, Caritas Argentina celebrará este fin de semana su colecta anual en favor de los más necesitados.

Lo hace bajo el lema Si das lo mejor de vos, el mundo será distinto. Está inspirado en unas palabras que el papa Francisco dirigió a jóvenes cubanos durante su reciente visita a este país.

“Llama la atención que esta invitación el Papa no se la hace a un grupo poderoso que puede dar vuelta la historia, sino a un grupo de jóvenes de un país pobre», reflexionó Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de Caritas Argentina.

«Podemos vivir las palabras de Francisco como unas caritativas palabras de aliento, para dar ánimo a unas personas que están pasando por una situación difícil o podemos mirar un poco más allá y verlas desde una perspectiva más desafiante y profética: son las posibilidades del Reino de Dios, que si se construyen producen resultados extraordinarios, impensados”.

Pese a los problemas económicos de la Argentina, la solidaridad expresada en la colaboración de esta colecta anual no ha bajado.

Aún más, en la última edición el incremento fue superior a la inflación. Se juntaron en la edición 2015 52 millones de pesos, equivalentes en su momento a más de 5 millones de dólares.

Los casos que ilustran la campaña comunicacional de este año provienen de las acciones de Caritas en Lomas de Zamora, Gran Buenos Aires.

Uno de ellos involucra a “La Casita de Turdera”, un hogar de tránsito que brinda apoyo y contención a niños y adolescentes desde hace más de 20 años.

En el Hogar San Vicente de Paul- su nombre oficial-, se reciben más de 80 niños de 35 familias. Entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde reciben apoyo escolar, y participan de distintas actividades y talleres formativos.

“Yo venía a La Casita cuando tenía 7 u 8 años y ahora vienen mi hijo y mi señora al taller”, relata Norberto, hoy de 30 años, que pudo terminar la educación secundaria a los 20 años gracias al apoyo que recibió en este hogar de Caritas.

“Para mí, cómo te puedo explicar, Cáritas es como un abrazo, como un abrazo que siempre lo da a tiempo, está en la persona si lo quiere aceptar o no”, cuenta el hombre, que cuando primero frecuentaba el hogar vendía en la calle papel higiénico o trapos de piso para vivir.

Verónica Giménez conoce La Casita desde los 8 años; hoy tiene 31. Gracias a ella no sólo terminó el colegio, sino que además pudo hacer una carrera superior y recibirse de radióloga.

“Yo vivía en la estación, dormía en casa, había chicos que dormían ahí y cuando vinimos a La Casita ya nos conocíamos todos”, recuerda.

Además, la campaña comunicacional es ilustrada con testimonios y casos del Hogar Inmaculada, el Espacio Educativo Emaús, el Desayunador San José, en Centro Santa Teresa, actividades con jóvenes, de la parroquia santa Ana, y el Proyecto San Mateo.

Desde este último, expresa Juana María Bareiro: “Para mí hay un plus en Caritas, que es no solamente asistir a las personas que necesitan en el momento, sino también tratar de sacarlos de ese lugar en donde están. Mi lugar es en el microcrédito, el micro emprendimiento, porque es la promoción humana, y eso es Caritas para mí: la promoción humana”.

Transparencia plena

Con modélica transparencia, Caritas Argentina informa periódicamente de lo que realiza con las donaciones recibidas.

Así, se supo que con los 73 millones de pesos que percibió durante 2015, destinó el 27% a proyectos de educación y el 21% a ayudas inmediatas o emergencias, entre otros.

Sólo en el ámbito educativo, alcanzó desde su Plan de Inclusión Educativa Emaús a 46.000 destinatarios, entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos.

En todas las parroquias y capillas y centros de Caritas, se recibirán durante este fin de semana colaboraciones para que mediante estos proyectos, y muchos otros de distinta índole, los argentinos más necesitados sigan recibiendo el cobijo de la Iglesia.

Tags:
argentinacaritaspobrezasolidaridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
4
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
5
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
6
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
7
PAUL MCCARTNEY
Jordan Runtagh
«Let it Be»: la verdad detrás de la visita de la Virgen María a P...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.