Aleteia

Tras violación masiva en Brasil, conmoción y amenazas

Comparte

Brasil sigue “golpeado” por la tragedia que sufrió una adolescente

“Conmoción”. Esa es una de las palabas que describe el sentimiento de millones de brasileños que quedaron en estado de shock desde que trascendió el testimonio desgarrador de una adolescente de 16 años que fue víctima de una violación masiva en una favela de Río de Janeiro, cercana a la Villa Olímpica.

“Me desperté en un ambiente diferente, con un hombre abajo mío, uno arriba y dos sujetando mis manos. Varias personas se reían de mí, y yo dopada (drogada). Muchos chicos riendo, hablándome y sujetándome. Pensé que iba a morir. Listo, se acabó”.

Esas fueron algunas de las cosas que contó la víctima una vez que se hizo público un video de unos 40 segundos en el que se mostraba a una adolescente tirada en el piso herida e inconsciente, mientras que en el fondo se escuchaban voces masculinas que presumían de la violación.

La noticia generó amplia repercusión internacional y hasta el espectro político de Brasil se vio obligado a tomar medidas sin pestañear contra el problema de fondo.

Tal es así que el Senado votó de forma urgente la pena de hasta 30 años de presión para los autores de este tipo de delitos.

De una forma consensuada, los legisladores decidieron llevar de 10 a 30 años la condena a prisión a los responsables de una violación múltiple, informó la agencia ANSA.

A través de esta norma queda tipificada la figura del “estupro múltiple” debido a que hasta ahora solo estaba contemplado el delito de forma individual.

Los senadores quedaron a la espera de la respuesta en Cámara de Diputados, pero entienden que es una manera de respuesta ante el hecho brutal que dejó a todos paralizados.

«Si ya es reprobable el estupro, todavía lo es más cuando este es perpetrado por varias personas», expresó a ANSA una de las redactoras del proyecto, la senadora Vanessa Grazziottin.

Y aclaró que ya había presentado el proyecto hace más de un año ante un caso similar en la región nordeste.

Uno de los primeros que se había pronunciado en contra de este hecho brutal fue el presidente interino Michel Temer, quien a las pocas horas de conocidos los hechos expresó en las redes sociales: “Tomaremos medidas efectivas para combatir la violencia contra la mujer”.

En Brasil se estima que hay una violación cada 11 minutos.

Amenazas de narcotraficantes

En los últimos días la investigación del caso despejó luz sobre algunos otros aspectos, entre ellos el vínculo de los narcotraficantes con esta violación masiva que se dio en una favela.

La policía tiene orden de captura específicamente contra dos narcotraficantes, al tiempo que la comisaría local dejó en libertad al novio de la adolescente, de quien se sospechaba la había entregado al grupo de narcotraficantes para que la violaran.

La chica y su familia tuvieron que abandonar su lugar de residencia  en Río de Janeiro debido a las amenazas de muerte de parte de estos narcotraficantes, que además controlan la favela donde aconteció la tragedia.  Ahora están en otro lugar y custodiados por la policía.

Protesta en Copacabana

Las playas de Copacabana se vieron teñidas de rojo con el despliegue de más de 400 prendas de ropa interior femenina como forma de protesta por la violación masiva de la adolescente brasileña.

La iniciativa estuvo a cargo de la ONG Río de la Paz y junto a estas prendas se colocaron en la playa retratos de mujeres manchados de rojo.

«En Brasil reina la impunidad, por eso es tan importante combatir el estupro con la prisión y condena a quienes lo cometieron”, expresó a ANSA Antonio Carlos da Costa, director de Rio de la Paz.

Brasil sigue golpeado por esta brutal tragedia. El caso aún no está cerrado, prosiguen las investigaciones y solo resta esperar que la Justicia pueda actuar lo antes posible para devolverle un poco de paz tanto a la víctima como a su entorno y a la sociedad en su conjunto.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.