Aleteia

11.500 asesinados, 1,3 millones de desplazados y 13.000 iglesias destruidas

Comparte

La situación de los cristianos en el norte de Nigeria

 

En el norte de Nigeria, entre 2006 y 2014, unos 11.500 cristianos fueron asesinados, otros 1,3 millones se vieron obligados a desplazarse y 13.000 iglesias fueron destruidas o abandonadas.

Así lo ha asegurado Joseph Bagobiri, Obispo de Kafanchan (Nigeria), en una conferencia pronuncia en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York en la que ha hablado del «impacto de la violencia persistente contra la Iglesia en el norte de Nigeria».

Según Bagobiri, las comunidades más afectadas por la violencia de la secta islamista Boko Haram son las de los estados del norte de Adamawa, Borno, Kano y Yobe.

Por este motivo, las comunidades cristianas se han visto obligadas a huir y se han reubicado en los estados con mayoría cristiana del llamado «cinturón medio»: Plateau, Nassarawa, Benue, Taraba y la parte sur de Kaduna.

En los últimos meses, estas áreas se han visto afectadas por la violencia de los pastores Fulani, de religión musulmana. «Se trata de una flagrante invasión extranjera de las tierras ancestrales de los cristianos y de otras comunidades minoritarias», ha afirmado el obispo de Kafanchan.

«En esas zonas, los pastores Fulani aterrorizan sin cesar a las comunidades, borrando algunas de ellas del mapa. En lugares como Agatu en el Estado de Benue y Gwantu y Manchok y en el de Kaduna, estos ataques han adquirido un carácter de genocidio, con 150-300 personas asesinadas en una noche», ha añadido.

Bagobiri ha lanzado un llamamiento a la comunidad internacional para que presione a las autoridades de Nigeria para que garanticen la libertad de culto a los cristianos y otras minorías en el norte de Nigeria, y hagan frente a la emergencia humanitaria de la población desplazada.

Agencia Fides/Alfa y Omega

Artículo publicado por Alfa y Omega

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.