Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 octubre |
San Cornelio, el centurión
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Puedo hacer algo yo por este mundo?

Carlos Padilla Esteban - publicado el 02/06/16

Dios puede llegar conmigo allí donde yo no me atrevo a entrar

Sé que el hambre de paz y felicidad puede llegar a ser muy intensa. Pero sé también que mi Dios no es un Dios impasible, estático, lejano, que me deja solo a mi suerte. No. A Él le importo.

Es un Dios que se acerca y sufre a mi lado. Me sostiene. Carga con mis dolores, como yo cargo con los suyos. Me hace capaz de caminar más lejos. Un día más. Un kilómetro más. Sostiene mi cansancio. Me deja reponerme en sus manos.

Es un Dios que sufre y se abaja a mi altura. Se arrodilla a mi lado dispuesto a sujetar los panes y los peces que le traigo. Lo poco que soy. Lo poco que cuenta. Toma entonces todo lo que yo tengo. Todo lo que poseo y es tan poco. Toma mi pena y mi sufrimiento. Toma mi vida y mis sueños.

Lo toma todo entre sus manos y me bendice: “Él, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente”.

Toma mis dolores y también mis escasos bienes. Mi pobreza, mi debilidad. Toma también mi generosidad. La grandeza de mi alma. Mis palabras. Mis gestos de amor.

Me gusta pensar que Dios puede hacer milagros con mis manos rotas. Puede cambiar el mundo con mi corazón frágil. Puede llegar conmigo allí donde yo no me atrevo a entrar. Con Él todo es posible. Con Él en mi alma, en mi cuerpo, en mi sangre.

Y me pide que sea valiente: “Haced esto en memoria mía”. Me pide que lo haga por Él, en Él, con el amor que recuerda su amor. Me impresiona su petición.

Yo puedo hacer lo mismo que Él hace. Repitiendo sus mismas palabras. Puedo repetir sus gestos. Puedo tomar en mis manos rotas el dolor de tantos y entregárselo a Él con confianza. Puedo ser Él. Y Él cree que yo puedo.

A veces me gustaría decirle a la gente que se vayan a sus casas. Como los discípulos ese día. Que busquen la paz en otra parte. Que yo no poseo lo que ellos buscan. Pero miro a Jesús en la cruz. El costado abierto. Miro su cuerpo en la patena. Su sangre en mi cáliz. Él puede.

Él pudo. Y tantos llegaron al pie de la cruz a beber de esa agua que brotaba de su costado. ¿Cómo decirle entonces que yo no puedo? ¿Cómo esconderme fingiendo que no he entendido nada?

Jesús me mira. Cree en mí. Me pide que le entregue lo que tengo. Me pide que confíe en el poder del Espíritu en mi vida. En el poder de su presencia en mí que todo lo transforma.

Me impresiona el poder de Jesús hecho carne. Me impresiona el poder de su Palabra cuando me abro y dejo que convierta mi vida en su vida, mi voz en su voz. Si me dejo hacer por su amor todo es tan distinto.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.