Aleteia

Panamá podría ser sede de la JMJ en 2019

Comparte

El anuncio de la próxima sede será oficializado luego de la cita en Cracovia

“Panamá tiene las puertas abiertas para recibir a los miles de jóvenes que vendrían a nuestro país en el caso de que así lo decida el Vaticano”, expresó el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, a través de Twitter luego del trascendido de que Panamá podría ser sede de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en el año 2019.

En el comunicado emitido por la Presidencia de ese país queda de manifiesto que, si bien aún no hay confirmación oficial sobre el evento, “para Panamá y para Centroamérica sería una gran bendición ser escogidos como sede del Encuentro Mundial de la Juventud en 2019”.

“Esta actividad es portadora de los mismos mensajes de paz, respeto y convivencia de nuestra gente”, enfatiza.

El mensaje fue retwitteado hasta por el propio nuncio apostólico en Panamá, Andrés Carrascosa, aunque se mostró un poco más cauteloso y pidió esperar el anuncio oficial.

Este comunicado llega a las puertas de la próxima JMJ que se llevará a cabo en Cracovia (Polonia), la tierra de referencia de Juan Pablo II, promotor de estas jornadas, en la última semana del mes de julio y que se prevé la presencia de miles de jóvenes de todos los continentes.

Como ya es tradición, una vez que finalice este multitudinario evento juvenil, se hará público de forma oficial cuál será la próxima sede, pero en Panamá el trascendido ya empezó a generar ruido y esperanza.

Por lo pronto, la archidiócesis de Panamá, que tiene al frente a José Domingo Ulloa Mendieta, ya está mirando los proyectos para la organización de la gran fiesta, según informa la Agencia Ansa, al tiempo que agrega que el propio Papa Francisco, cuando recibió en audiencia a Varela en el Vaticano en 2014, tuvo la posibilidad de hablar sobre las condiciones de los jóvenes y sobre el futuro de los mismos.

Los jóvenes ven su futuro en Panamá

Se estima que más de 70.000 jóvenes en Panamá entre 15 y 19 años no estudian ni trabajan, según un análisis hecho por Francisco Trejos, de Jóvenes Unidos por la Educación, en diálogo con TVN Noticias en febrero de este año.

De este dato se desprende que de cada 100 desempleados, 40 son jóvenes.  Según Trejos, existe un entorno social que provoca que los jóvenes se vean un poco limitados en cuanto a oportunidades de crecimiento personal y profesional.

En ese sentido, entiende que hay que enfocarse en acciones para bajar las cifras de desempleo juvenil, así como encontrar soluciones que busquen impedir el abandono escolar, la reinserción de los jóvenes a la vida laboral y fomentar programas de capacitación y emprendimiento en diversos sectores.

Sin embargo, más allá de algunas situaciones coyunturales, las previsiones son auspiciosas para los jóvenes debido al papel que juega el país en cuanto al comercio a nivel internacional y muchos ven su futuro dentro de su país.

Un punto clave en el continente

Panamá es un país muy significativo para el continente americano por estar localizado justamente en el istmo que une América del Sur con América Central, con un territorio montañoso solamente interrumpido por el Canal de Panamá, que este año será ampliado, y que significa un punto clave por facilitar la comunicación entre los océanos Atlántico y Pacífico.

Con más de cuatro millones de habitantes, Panamá es uno de los países más competitivos de América Latina y está bien posicionado en cuanto a índices de desarrollo humano.

Pero Panamá cobró un rol protagónico en los últimos meses a nivel internacional luego de la publicación de los denominados “Panamá Papers”, una filtración de documentos confidenciales de la firma legal panameña Mossack Fonseca en la que se muestra cómo políticos, empresarios, deportistas y otras personas han usado bancos, firmas legales y empresas fachadas en paraísos fiscales (en este caso Panamá) para ocultar sus riquezas.

El país sufrió el impacto de esta investigación internacional e incluso muchos se indignaron por el propio nombre que adquirió esta filtración, título que para muchos afecta la integridad de una nación entera.

Es en este contexto donde surge el anuncio de la posibilidad de que el país sea sede la JMJ en 2019, evento que sin lugar a dudas entusiasmará a también a miles de jóvenes en busca de respuestas.

¿Será el propio Papa Francisco, el primer pontífice latinoamericano, el encargado de llevar esperanza a estos jóvenes?

De ser así, ¿con qué continente se encontrará Francisco cuando esto acontezca? ¿Los conflictos regionales como en Venezuela, Colombia, Brasil, entre otros, habrán encontrado paz?

Por lo pronto significará el regreso del mayor evento de la juventud católica a nivel mundial al continente de la esperanza, lugar del que emergió Francisco y que conoce y ama en demasía.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.