Aleteia

Las medidas que toma Perú para mitigar los efectos del frío

Comparte

Las bajas temperaturas afectan especialmente a la sierra sur

El frío que azota la región de la sierra de Perú ha dejado hasta el momento 243 personas afectadas y dos niños menores de 5 años fallecidos en el departamento de Puno.

Según el último informe del Servicio de Meteorología e Hidrología, desde los primeros días del mes de abril se registraron en el distrito de Mazocruz temperaturas de 16,8 grados bajo cero.

Las viviendas del lugar lucen afectadas por las inclemencias del tiempo, más de 14.000 animales, además de 12 hectáreas de cultivos han sido perjudicados.

Las provincias más comprometidas son el Collao, San Román y Moho, según señala el último reporte del Instituto Nacional de Defensa Civil.

Los cambios bruscos de temperatura afectan las zonas alto andinas del centro-sur del país entre los meses de junio y agosto de cada año. Solo de marzo a la fecha se presentaron cuatro olas de frío.

14 regiones en emergencia

Mediante un decreto supremo publicado el 19 de mayo, el presidente Ollanta Humala declaró el estado de emergencia por 60 días en 14 regiones del interior del país.

El decreto emitido en el Diario Oficial El Peruano dispone acciones inmediatas destinadas a la disminución y el control del riesgo, frente a las bajas temperaturas.

Los distritos y provincias de los departamentos de Apurimac, Arequipa, Cusco, Huancavelica, Junín, Puno, Moquegua, Pasco y Tacna deberán aplicar estas disposiciones.

Del mismo modo Madre de Dios, Ucayali, Loreto y San Martín, localidades que sufren los embates del frío.

La norma pide a los gobiernos regionales y locales actuar en coordinación técnica con el Instituto Nacional de Defensa Civil y los ministerios de los sectores involucrados (salud, vivienda, ambiente, mujer, defensa, interior, entre otros) para efectuar el seguimiento de las anomalías que pudieran presentarse al enfrentar la temporada de bajas temperaturas en el país.

¿Qué acciones se han tomado hasta el momento?      

El Gobierno destinó 233 millones de soles a mejorar las condiciones de las viviendas rurales, acondicionar térmicamente los colegios y distribuir a los pobladores frazadas y kits de abrigos como medidas del plan Multisectorial de heladas y frío que se puso en marcha a principios de mayo.

En 2015, un promedio de 170.000 alpacas murieron de hambre y frío. Pese a que esta emblemática especie del Altiplano está acostumbrada a las temperaturas heladas de esta zona, ubicada a más de 3.000 metros de altura, en diciembre de ese año se registraron hasta menos de 20 grados bajo cero.

Como medida de prevención se ha destinado a través del ministerio de agricultura 2.500 paquetes de forraje de heno además de 40 equipos veterinarios de abrigo para proteger al ganado del frío.

¿Cómo afecta la muerte de alpacas a los poblados?

La lana de alpaca se exporta a países como China, Japón, Italia y Reino Unido, donde es utilizada para fabricar abrigos, mantas y bufandas. La inclemencia del frío afecta en su mayoría a las crías de esta especie única en el mundo.

unknown

Los lugareños de estos distritos se ven afectados seriamente pues dependen de la venta de su lana para su subsistencia.

Cuando las alpacas no tienen que comer, se produce el problema, explica Germán Quispe, responsable del Centro de Operaciones de Emergencia Regional de Puno a un reconocido medio internacional.

Las alpacas se alimentan exclusivamente de pastizales, pero cuando las nevadas se disuelven, inmediatamente se presenta la helada que termina por inutilizar el pasto.

¿Qué se recomienda?

«Al cristalizarse el suelo nevado por la helada, los pastos que comen los animales quedan bajo el hielo, y los animales carecen de alimento».

Se recomienda la utilización de cobertizos para evitar la exposición al frío y cultivar variedades de plantas así las alpacas no dependerían sólo de los pastizales para su alimentación.

En Huancavelica se ha puesto en práctica una propuesta innovadora que busca evitar la mortalidad de los camélidos en zonas alto andinas. Se trata del uso de chalecos térmicos para proteger a las crías que son las más afectadas por las bajas temperaturas.

Además de proteger a las alpacas bebés con estos chalecos, se aplican vacunas contra posibles infecciones al ganado. Dicho proyecto fue financiado en esta región para atender a 330.000 alpacas de los cuales el 40% eran crías.

En los próximos meses se espera controlar estas oleadas de frío sobre todo en julio y agosto, meses en los que las temperaturas bajas se incrementan.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.