Aleteia

El chileno que revoluciona el diagnóstico del cáncer

Comparte

Procura democratizar el acceso de la población a pruebas médicas

Dos horas y tan solo una muestra de sangre para diagnosticar si una persona tiene cáncer. Esa es la promesa a través de una herramienta innovadora de un científico chileno que ya fue catalogado por muchos como “revolucionario”.

Se trata del emprendedor Alejandro Tocilg, que desde su empresa denominada Miroculus desarrolló un dispositivo portátil de bajo costo para detectar esta y otras enfermedades.

Su proyecto fue presentado esta semana en Santiago de Chile y se prevé que esté disponible para el año 2018. Según expresó en diálogo con la agencia EFE, la idea es ofrecer diagnósticos de última generación “al alcance de todos”.

Para lograr este diagnóstico, el dispositivo detecta las diminutas moléculas de material genético que actúan como biomarcadores de varios tipos de patologías.

En ese sentido, se le toma una muestra al paciente y se provoca que reaccione con compuestos químicos creados por los propios investigadores.

Esto sirve para identificar las moléculas alteradas para poder luego, a través de un software, vincularlas con una enfermedad específica.

«En el caso particular del cáncer gástrico, que es el más mortal en Chile, la detección temprana y un tratamiento oportuno aumentarían la tasa de supervivencia en hasta un 90 %», señaló Tocilg en un encuentro organizado por la Fundación Imagen de Chile, indica EFE.  

«Ahora nos enfocamos en el desarrollo de la herramienta para la detección del cáncer de estómago, pero la idea es que en el futuro nuestra tecnología sea aplicada para detectar otras enfermedades», especificó.

Otro de los objetivos que persigue este emprendedor chileno tiene que ver con acortar la brecha existente entre sistemas de salud públicos y privados, algo que afecta a las economías emergentes. “Y con esta tecnología punta queremos eso», acotó.

Es por ello que con esta iniciativa de bajo costo se pretende «democratizar el acceso de la población a pruebas médicas”, algo hasta ahora vinculado con tecnologías invasoras y caras” con el fin de mejorar las expectativas de vida de los enfermos.

El sistema ya está en una fase de prueba y a la espera de cerca de 700 muestras de Chile, México, Estados Unidos, Estonia y Lituania, indica el portal Emol.com.

Para ello, Miroculus, la empresa de este emprendedor con sede en Estados Unidos, se está asociando a laboratorios y otros centros de estudio como el Johns Hopkins Hospital en EE.UU y el Hospital Clínico de la Universidad Pontificia Católica de Chile.

En 2015 la publicación internacional MIT Technology Review en español premió a siete promesas chilenas de emprendimiento  menores de 35 años por su trabajo en las áreas de biotecnología y biomedicina. Entre ellos estaba Tocilg por llevar a cabo un “proyecto que impacta en la sociedad”.

La principal causa de muerte

El proyecto de Tocilg cobra más relevancia y es esperanzador si se tienen en cuenta los últimos datos estadísticos que indican que el cáncer se transformará en 2020 en la principal causa de muerte en Chile, superando las enfermedades cardiovasculares.

Cada año, 22.000 personas mueren por esta razón y se estima que hoy, cada 25 minutos un chileno muere de cáncer, asegura La Tercera de Chile.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.