Aleteia

La caridad y la humildad moldeada en arcilla

Comparte

Una joven peruana elabora la primera escultura basada en verdadero rostro de Martín de Porres

¿Puede un rostro hablarnos de santidad? El rostro reconstruido de Martín de Porres Velázquez nos muestra a la persona detrás del santo. Sus expresiones y sus gestos expresan la belleza de su interior. Este es el reto que ha llegado a las manos de Daniela Ayma Vasallo, joven pintora quien desde hace unos meses prepara la primera escultura en el país, basada en el verdadero rostro del “santo de la escoba”.

La ciencia nos regaló el 3 de noviembre de 2015 el hallazgo del verdadero rostro de fray Martín de Porres, cuando los científicos brasileños del equipo EBRAFOL, el diseñador en 3D Cicero Moraes y el médico forense Paul Miamoto, mostraron al mundo la cara del Santo mulato.

Moraes le pidió a la artista plástica que elabore una estatua del cuerpo de Martín, cuidando mucho los detalles de la imagen original. “El diseño fue realizado moldeado en arcilla. El trabajo escaneado fue llevado a Brasil para insertarle el rostro reconstruido del santo. A través de la técnica de la impresión en 3D este trabajo será reproducido en serie y llegará a Perú en los próximos meses”, comentó la joven de 28 años para Aleteia.

 “Mi primera impresión fue de asombro al saber que debía moldear entre mis manos la expresión de un ser humano, que refleja la belleza de la caridad y la humildad. Cómo conseguir tal expresión me preguntaba”, expresó.

“Es verdad, el rostro siempre refleja lo que sentimos. Así que tomando como base la imagen del nuevo rostro del Santo mulato inicié el trabajo. Este hallazgo nos acerca más a la humanidad del Santo”, agregó Daniela, quien emprendió este desafío porque quiere mostrar la humildad de San Martín, reflejada en rasgos verdaderamente humanos.

Con el lema “Enviados a predicar el Evangelio” la Orden de los Dominicos viene celebrando el jubileo de los 800 años de su fundación del 7 de noviembre de 2015 al 21 de enero de 2017. Hasta el momento son 500 años de labor en el Perú cuando en 1538 llegaron los primeros religiosos a tierras peruanas. Con estos aportes se busca renovar la Santidad.

¿Qué se ha logrado con estos hallazgos?

La santidad que la joven ha logrado redescubrir con la realización de este trabajo llegará a más personas. Luego de una intensa labor de dos meses, la escultura moldeada en arcilla representa la expresión de la juventud peruana sobre la santidad.

Una vez moldeada la imagen se pasa a los detalles, los acabados se realizan con pinceles. Se prepara luego el molde en yeso para realizar posteriormente el “vaceado” en resina que consiste en verter la resina sobre el molde. Se espera para el secado y luego se pasa a romper el molde. El original queda en resina.

Daniela pone en vitrina de este modo el arte que renueva la santidad. “Mi fe por el santo de la escoba la adquirí en mi familia y hasta el día de hoy sigue fortalecida. Ha sido un sueño para mí esta experiencia que me enseña a acercarme más a Jesús a través de la caridad como lo hizo Martín”, comentó entusiasmada.

Fotos: Daniela Ayma Vasallo

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.