Aleteia

Nos miramos a los ojos, y aún sigue viva esa pasión…

Comparte
Han pasado ya muchos años… la edad, los achaques, la pérdida de la memoria son signos de que nuestra travesía juntos de acerca a su fin… pero cuando te miro a los ojos, sigo viendo a la joven de la que me enamoré y por la que volvería a sacrificar mi vida… Tu me has enseñado a feliz, ¿cómo pagarte por tanto amarme? Carlos Rivera pone melodía al verdadero amor, ese que no envejece nunca.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.