Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 06 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEstilo de vida
line break icon

Claves para combatir la astenia primaveral

Revista Misión - publicado el 14/05/16

Debilidad, fatiga, agotamiento mental… Con el cambio de estación, un estado de apatía general invade nuestro organismo

Con la llegada de las buenas temperaturas, sin un porqué definido, aparecen signos de cansancio y fatiga en nuestro organismo. Según los datos que recoge el Estudio Vytal, realizado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la debilidad y la falta de energía afectan a siete de cada diez españoles durante la primavera; este estado es lo que los especialistas denominan “astenia primaveral”. El aumento de horas de sol influye en la producción de melatonina, la hormona que regula las fases de vigilia y sueño y, al mismo tiempo, pro-voca una disminución de endorfinas, hormonas responsables del bienestar. Por ello, en poco tiempo el organismo ha de reajustarse, periodo en el que puede aparecer la astenia.

Sufrir estrés, dormir poco y trabajar muchas horas son las principales causas de ese cansancio, del que se resienten, sobre todo, las mujeres. La astenia, entendida como esa falta de vitalidad y energía, “es un concepto que manejamos mucho los médicos”, apunta José Luis Llisterri, presidente de Semergen. Además de los síntomas físicos, también se presenta la fatiga mental, que lleva a un estado de apatía general.

Señales clave

Parece que salir del letargo del invierno para muchos significa enfrentarse a un estado general de cansancio. El Estudio Vytal indica que, para siete de cada diez personas, la astenia es responsable de cambios importantes en su vida social: un 70 por ciento abandona aficiones y hobbies, mientras que un 17 por ciento deja de hacer deporte. El estado de ánimo también se ve afectado. Cerca del 54 por ciento descuida su imagen. El estudio también incide en las causas del cansancio: un 74 por ciento lo atribuye al estrés, un 61 por ciento considera que es por dormir poco y un 43 por ciento lo achaca al trabajo.

En estos casos, la mujer acumula más alteraciones que el hombre. Son ellas las que sienten que el cansancio, la debilidad y la fatiga son tanto mentales como físicos, lo que dificulta sus relaciones en el entorno familiar y laboral. Asimismo, según el trabajo de Semergen, los más jóvenes son los que tienen un mayor grado de fatiga; los separados, más falta de vitalidad, y, los solteros, los que menos padecen estos trastornos.

Los especialistas advierten de que estos síntomas, no deben durar más de dos semanas. Por tanto, si uno arrastra el cansancio y la fatiga durante más tiempo, ha de consultar con un médico para descartar el desarrollo de una enfermedad más seria. La encuesta también refleja que la falta de vitalidad repercute directamente sobre la vida laboral, familiar, social y el cuidado personal, por ese orden, según manifiesta Marisa López, presidenta del Grupo de Nutrición de Semergen.

¿Cómo combatirla?

Una receta sencilla que muchos ponen en práctica para combatir este trastorno es aumentar el tiempo de descanso dedicando más horas al sueño. Otros intentan luchar contra esta apatía general con la energía que proporciona el ejercicio físico regular, practicándolo tres o cuatro días a la semana. Y otra mayoría recurre a una dieta basada en un aporte extra de vitaminas. Aunque se pueden tomar complementos vitamínicos, López subraya que no son recomendables de manera generalizada, ya que pueden provocar una hipervitaminosis con efectos colaterales, por lo que, en caso de necesitarlos, debe consultar primero al médico de cabecera o al farmacéutico, sobre todo, si se toma algún otro tipo de medicación.

Además del descanso y el deporte, “la alimentación, juega un papel clave en la prevención y superación de este trastorno”, subraya la presidenta del Grupo de Nutrición de Semergen. En este sentido, Conchi Maximiano Alonso, nutricionista en iNutralia, apunta que “para combatir la astenia primaveral, es importante no saltarse las cinco comidas diarias recomendadas; seguir una alimentación equilibrada; tener una regularidad en los horarios, tanto para la comida como para el sueño, y practicar una actividad física que nos guste, de modo que descarguemos el estrés diario a la vez que nos sentimos realizados”.

Maximiano recuerda que “no hay ningún alimento que prevenga la astenia primaveral; en ocasiones, se recomiendan suplementos de vitaminas y minerales, pero no es la solución. De hecho, si seguimos una dieta equilibrada, obtendremos todos los micronutrientes que nuestro organismo necesita, incluso antes o durante la aparición de la astenia primaveral”.

Artículo originalmente publicado por Revista Misión

Tags:
cansancioprimaverasalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ary Waldir Ramos Díaz
Benedicto XVI: "El Señor me ha quitado la pal...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.