Aleteia

La vida del beato Álvaro del Portillo, el hombre al que llamaban «roca»

Comparte

Hoy se celebra la fiesta del que fue primer sucesor del fundador del Opus Dei

Hoy celebramos el día de la beatificación de Alvaro de Portillo. La vida de Álvaro del Portillo es una gran lección para los hombres de hoy en día; san Josemaría le llamó desde muy pronto “roca”, saxum, un apelativo que le definía ya desde joven: era un hombre fiel, el apoyo para un santo, un trabajador incansable en servicio de la Iglesia y del Opus Dei. Un ejemplo que nos interpela a todos, a pesar de que las circunstancias actuales sean diferentes a las suyas.

Con motivo de su beatificación, el 27 de septiembre en Madrid, Ediciones Palabra publicó una nueva biografía: Saxum. Vida de Álvaro del Portillo. Su autor, John F. Coverdale, conocido por otros libros sobre algunos de los primeros miembros del Opus Dei (como Echando raíces, sobre José Luis Múzquiz, uno de los tres primeros sacerdotes de la Obra, junto a Álvaro del Portillo), nos presenta la vida de Álvaro del Portillo de un modo cronológico y a la vez reflexivo.

Coverdale conoció personalmente a don Álvaro, y convivió con él durante varios años; ha investigado profundamente en su correspondencia y ha podido entrevistarse con don Javier Echevarría, actual Prelado del Opus Dei. Su trabajo ha dado como resultado una biografía muy asequible en la que prima la reflexión y la explicación; ha procurado que los lectores de su libro puedan entender un poco más quién era don Álvaro, quién era aquel joven estudiante de ingeniería que pidió la admisión al Opus Dei en julio de 1935, que pronto llegaría a ser el colaborador más cercano de Josemaría Escrivá y que finalmente se convertiría en su primer sucesor.

Todo ello hace de Saxum. Vida de Álvaro del Portillo un libro muy adecuado para gente joven y para aquellos interesados en conocer a este personaje cuya vida es un ejemplo que todos podemos imitar. San Josemaría Escrivá hizo esculpir una frase del libro de los Proverbios sobre la puerta del despacho de don Álvaro: Vir fidelis multum laudabitur. “El varón fiel será muy alabado”. Su vida tiene tal fuerza que nos mueve a vivir con más fidelidad nuestra propia vocación.

 

440

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.