Aleteia

Ludovico Pavoni: el santo que cura la drogadicción

© DR
¿Hay esperanza para las víctimas de la droga?
Comparte

Detrás de “Proyecto Hombre” se encuentra la figura de un sacerdote del siglo XVIII que será pronto elevado a los altares

Fue uno de mis primeros trabajos periodísticos. Lo recuerdo como si fuera ayer. Corría el año 2002. Una pequeña congregación en Madrid, los Pavonianos, pedían ayuda para dar a conocer la beatificación de su fundador. Comenzamos la reunión y poco a poco fueron desgranando la vida del que sería nuevo beato: Ludovico Pavoni.

Al principio parecía una historia más dentro de la Iglesia. Un joven de Brescia (Italia) nacido en 1784 en una familia noble, un joven con una vida parecida a la de Don Bosco o Don Orione. Escucha la voz de Dios en los jóvenes abandonados y su ministerio sacerdotal le revela la condición trágica de muchos niños y jóvenes.

Comienza a trabajar con ellos y monta un centro. Una historia más, de las tantas en la vida de la Iglesia.

Continúan explicándonos su carisma, su labor… Bueno… ¿y qué tiene que ver esto con el mundo de hoy?, me preguntaba. De repente aparece una palabra clave: “Proyecto Hombre”.

“¿Cómo?”, pensé , ¿hablamos del gran centro de ayuda contra la drogadicción? ¿Hablamos del programa terapeútico pionero, del que ha permitido a tantos jóvenes salir de la droga?”.

“Sí, me contestaron”, con la humildad del que no quiere que se sepan mucho sus bondades. Me impactó esa modestia acostumbrado a un mundo donde todo el mundo busca el halago.

Estas bondades, esta gran hazaña comienza en 1983, cuando los pavonianos en España se preguntan: “¿Cuáles son los jóvenes más necesitados hoy?”.

La respuesta se la da la calle, miran a su alrededor y deciden dedicarse a los drogodependientes. Se acercan a ellos y les tratan con cariño, es una ayuda integral.

En 1984 crean una Fundación junto con las religiosas Trinitarias y las misioneras de Jesús, María y José que dará sustento jurídico y económico al programa terapéutico.

Comienza “Proyecto Hombre” bajo el paraguas de la Fundación: Centro Español de Solidaridad.

Hoy están presentes en la mayor parte de España y siguen con ahínco el programa terapeútico. Un programa basado en la vida de Ludovico Pavoni. Un programa pionero en la dedicación socioeducativa de los jóvenes. No sólo curan la drogadicción, le dan una vida al joven.

Proyecto Hombre fue creciendo poco a poco y se ha convertido en la gran insititución de ayuda contra la droga.

Todo el mundo lo conoce y lo valora como el proyecto más importante en España, el que tiene un mayor porcentaje de éxito. Una referencia en la sociedad española. Casas de acogida para drogodependientes, trabajo en las cárceles, pioneros en la concienciación, en la información…

Hoy, Papa Francisco acaba de aprobar un nuevo milagro de Ludovico Pavoni. El que fue proclamado beato en el año 2012 pronto será santo.

Muchos jóvenes en España han salido de la droga gracias a Proyecto Hombre pero pocos sabrán que su salvación tuvo origen en la inquietud de un joven sacerdote de Brescia.

Muchos padres y madres se muestran agradecidos a diario porque Proyecto Hombre les devolvió a su hijo y sin embargo no pueden ni imaginar que a quien deben agradecérselo a alguien nacido en el siglo XVIII.

Muchos conocen Proyecto Hombre y su gran labor, pero pocos conocen su origen. La cura de la mayor parte de las drogadicciones en España son culpa de un sacerdote: Ludovico Pavoni. Un sacerdote que en poco tiempo será llamado Santo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.