¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Las ruinas de la iglesia más antigua del mundo tienen 1800 años

Klaus Wagensonner-cc
Otra perspectiva del yacimiento de Dura-Europos
Comparte

Conocida como la “casa de la iglesia de Dura-Europos”, en Siria, alguna vez albergó algunas de las primeras imágenes cristianas de la historia.

Vistas desde fuera, las ruinas de la casa de la iglesia de Dura-Europos, no tienen nada de especial. De hecho, la edificación, en sí misma, no es en absoluto llamativa. Es, en efecto, una casa, como la de cualquier vecino, en la que, como era la costumbre en los primeros siglos del cristianismo, se reunía la comunidad de creyentes a orar, leer las Escrituras y celebrar la Eucaristía.

Vistas desde fuera, las ruinas de la casa de la iglesia de Dura-Europos, no tienen nada de especial.
Marsyas-cc / Wikimedia Commons
Vistas desde fuera, las ruinas de la casa de la iglesia de Dura-Europos, no tienen nada de especial.

Ubicada en Dura-Europos, en Siria, los arqueólogos calculan que debe haberse construido cerca del año 229, y que se utilizó como sitio de congregación de la comunidad cristiana siria entre el 233 y el 256, por lo que es la edificación más antigua conocida en la que se hubiese celebrado algún tipo de liturgia cristiana.

En la casa se consiguieron fragmentos de los que podrían estar entre los primeros frescos con imágenes bíblicas de la historia del cristianismo.
Marsyas-cc / Wikimedia Commons
En la casa se consiguieron fragmentos de los que podrían estar entre los primeros frescos con imágenes bíblicas de la historia del cristianismo.

Pero lo especial de esta “iglesia-casa”, de la que sólo quedan algunas paredes, no es sólo esto. En efecto, el que la comunidad se reuniese en casa era, como queda dicho, común, al no tener lugares oficiales de culto. Esto hacía de la casa un espacio litúrgico, y esta no era la excepción: en ella se consiguieron fragmentos de los que podrían estar entre los primeros frescos con imágenes bíblicas de la historia del cristianismo y, junto a ellos, fragmentos de pergaminos con oraciones eucarísticas pertenecientes a la tradición de la Didaché, un texto doctrinario del siglo I.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.