¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa: Jesús es el camino correcto, pero muchos cristianos son como “momias espirituales”

Sean Pritchard / Flickr
Comparte

Homilía en Casa Santa Marta

Jesús es “el camino justo” de la vida cristiana y es importante verificar constantemente que lo seguimos con coherencia o si hemos perdido la experiencia de fe a lo largo del camino. Es lo más importante de lo que ha dicho Papa Francisco en la homilía de la Misa celebrada esta mañana en Santa Marta.

La vida de la fe “es un camino” y en él nos encontramos muchos tipos de cristianos. Papa Francisco hace un catálogo rápido: cristianos-momia, cristianos vagabundos, cristianos testarudos, cristianos a mitad camino, los que se encantan delante de un bello paisaje y se quedan allí. Gente que por un motivo u otro han olvidado que el único camino, lo recuerda hoy el Evangelio, es Jesús, el que confirma a Tomás: ‘Yo soy el camino’, ‘quien me ha visto ha visto al Padre’.

“Momias espirituales”

Francisco examina uno de estos tipos de cristianos confundidos, comenzando del que “no camina”, que da la idea de estar embalsamado.

“Un cristiano que no camina, que no hace camino, es un cristiano no cristiano. No se sabe qué es. Es un cristiano un poco ‘paganizado’: está ahí, está quieto, no adelanta en la vida cristiana, no hace florecer las Bienaventuranzas en su vida, no hace Obras de Misericordia… Está quieto. Perdonadme la palabra, pero es como si fuera ‘una momia’, una momia espiritual. Y hay muchos cristianos que son ‘momias espirituales’. Quietos. No hacen daño, pero no hacen bien”.

Los testarudos y los vagabundos

Después aparece el cristiano obstinado. Cuando se camina, reconoce el Papa, a veces se equivoca uno de camino, pero esto no es lo peor. Para Francisco “la tragedia es ser testarudo y obstinarse en el que no es el camino” y no dejar que la voz del Señor nos diga “que no lo es y que debemos volver atrás para retomar el correcto”. Y después esta la cuarta categoría, la de los cristianos “que caminan pero no saben hacia dónde”.

“Son errantes en la vida cristiana, vagabundos. Su vida consiste en dar vueltas, de aquí para allá, y pierden la belleza de acercarse a Jesús en la vida de Jesús. Pierden el camino, porque dan muchas vueltas y esto los lleva a una vida sin salida: si giras mucho se transforma en un laberinto y luego no saben cómo salir. La llamada de Jesús la han perdido. No tienen una brújula para salir y continúan dando vueltas.
Hay otros que se sientan en el camino y se quedan allí, fascinados por lo que ven, una idea, una propuesta, un paisaje… ¡Y se paran! La vida cristiana no es una fascinación, es una verdad ¡Es Jesucristo!

La hora de las preguntas

Observando el cuadro, reflexiona Francisco, se me ocurren varias preguntas. El Camino que inicié en el Bautismo, se pregunta ¿cómo va? ¿se ha detenido? ¿Me he equivocado de camino? ¿Estoy dando vueltas espiritualmente y no sé dónde voy? ¿Me detengo delante de las cosas que me gustan: la mundanidad, la vanidad o voy siempre adelante “haciendo realidad las Bienaventuranzas y las Obras de Misericordia?”. Porque “el camino de Jesús, concluye el Papa, está lleno de consuelo, de gloria y también de cruz, pero siempre con paz en el alma”.

“Permanezcamos hoy con la pregunta, pero planteémosla un poco, cinco minutos ¿Cómo está mi camino cristiano? ¿parado, equivocado, dando vueltas, deteniéndome delante de las cosas que me gustan o el de Jesús: ‘Yo soy el Camino’?”. Pidamos al Espíritu Santo que nos enseñe a caminar bien ¡siempre!. Cuando nos cansemos, un poco de descanso y adelante. Pidamos esta gracia”.

Artículo publicado por Radio Vaticano y traducido al español por Aleteia

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.