¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Obispos españoles: la piratería en internet es pecado

Comparte

Análisis moral sobre la piratería en el cine

Los obispos de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal Española han publicado un mensaje en el que abordan el tema de la piratería y las descargas ilegales en el cine. Los obispos hacen un recorrido por lo que es la piratería y el daño que hace a la creación, la distribución y producción para finalizar haciendo un análisis moral del problema.

La piratería en el cine atenta contra los derechos legítimos de esta industria, directa o indirectamente, y contra su legítima aspiración al beneficio económico, y por tanto incurre en un pecado contra el 7º mandamiento de la Ley de Dios que dice “no robarás”, así comienza el análisis moral en el que además muestran que “el daño que se realiza a la parte que distribuye los contenidos cinematográficos se extiende también a la parte de la industria dedicada a la creación”.

La piratería es calificada en este documento de “un pecado contra la virtud de la justicia que “consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que le es debido” y exigen “respetar los derechos de cada uno y establecer en las relaciones humanas la armonía que promueve la equidad respecto a las personas y al bien común”.

Los obispos consideran, además, que la piratería “inflige un daño al bien común de la sociedad, en cuanto que se daña una industria que está llamada a contribuir a su difusión y su consecución”.

También explican que la piratería incentiva “al consumo por el consumo que daña al ser humano en su esencial dignidad”. “En la medida en que la posesión de esos bienes anula la libre orientación al bien y a la virtud, afecta a la dignidad de la persona y la limita en su humanidad”.

Finalizan su mensaje con un llamamiento: “Nos vemos en el compromiso de animar, a los católicos y a todas las personas que actúan según la recta conciencia, de manera especial a los jóvenes y a sus educadores, a vivir de acuerdo con los principios que rigen el bien común y el desarrollo de las personas y la dignidad humana”.

Por eso piden, “disfrutar del cine”, “valorar el trabajo de quienes trabajan en esta industria que va más allá del entretenimiento” y “atender a la justicia social”. “Deseamos que el fenómeno de la piratería en el mundo del cine disminuya hasta desaparecer”, concluyen los obispos en su mensaje.

La piratería en España

Según el informe anual sobre el estado de la piratería de contenidos digitales, el 87% de los contenidos digitales consumidos en 2015 fueron ilegales, lo cual supone una perdida de 1.700 millones de euros.

Los obispos españoles hablan de la piratería en la industria del cine, pero su reflexión también es válida para otros muchos sectores como el musical, el literario, las series o los videojuegos. Los efectos de la piratería son devastadores. Se calcula que sólo en España por este motivo dejan de existir cerca de 22.000 puestos de trabajo.

Un documento que ha sido realizado para combatir “una cierta indiferencia moral, cuando no una clara justificación, ante el hecho tan extendido de la piratería audiovisual”. Los obispos denuncian que a veces se buscan “argumentos abstractos y parciales que difuminan la responsabilidad personal apoyados en una impunidad legal de facto”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.