Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 24 julio |
San Chárbel
home iconActualidad
line break icon

Romance en Tokio: Demasiado ligero en las cuestiones de fondo

Juan Orellana - publicado el 02/05/16

Fatalismo indolente francés hasta la médula

La prolífica autora belga francófona Amélie Nothomb publicó en 2007 su decimosexta novela Ni de Eva ni de Adán, un relato autobiográfico en el que cuenta de qué forma le marcó haber nacido en Japón cuando su padre era diplomático, y haber vivido allí los primeros cinco años de su vida.

La propia  Amèlie es la protagonista de esta historia, que tiene lugar en Tokio, y que arranca cuando la escritora, recién regresada a la capital nipona tras cumplir la mayoría de edad, decide impartir clases de francés como método para aprender japonés y ganarse la vida. Encuentra un alumno, el joven Rinri, que amén de su alumno se convertirá también en su amante y prometido.

Romance en Tokio es la adaptación de esta novela, que nos llega con dos años de retraso. La película está escrita y dirigida por el cineasta belga Stefan Liberski, y su hijo Casimir ha compuesto la banda sonora. Se trata de una cinta muy francesa en su tono antropológico, muy ligero en las cuestiones de fondo, y relativista en la concepción de las relaciones sentimentales y sexuales.

Amélie, interpretada magistralmente por Pauline Etienne, es una joven en busca de sí misma, con pocas certezas y algo infantil de mentalidad. Pero su frescura y sensibilidad la hacen entrañable y cercana. Su deseo es ser novelista, y ello propicia los recursos imaginativos que ella nos ofrece como narradora de la historia. Rinri (Taichi Inoue) refleja la misma perplejidad, pero desde idiosincrasia japonesa.

El encuentro entre ambas miradas tan diferentes es el núcleo de una película que, en el fondo, indaga hasta dónde puede llegar la multiculturalidad. La película es muy sencilla, casi naif, pero rodada con mucho esmero y detallismo, y el final metafórico y nostálgico nos habla de la vida entendida como un tsunami que se lo lleva todo. Fatalismo indolente francés hasta la médula. Sus diversas escenas sexuales la hacen no recomendable para los más pequeños.

Tags:
cinecon criterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
3
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
4
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.