Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 24 junio |
San José Cafasso
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Guardas las palabras que te dicen?

Carlos Padilla Esteban - publicado el 01/05/16

Tengo que tener abierto el corazón

La última cena estuvo llena de gestos y palabras. De miradas y silencios. De abrazos y nostalgias. Hoy dice Jesús: “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras”.

El amor guarda siempre las palabras del amado. Poco después de esa cena comenzaría el silencio de Jesús. El dolor de los que aman. La muerte y la ausencia. Pero antes Jesús les pide que guarden sus palabras y repitan sus gestos.

Ellos son los custodios de su vida, los guardianes de sus silencios, los defensores de sus palabras, los imitadores de sus gestos.

Cuando Él ya no esté, ellos contarán sus palabras, repetirán sus mismos gestos, amarán como Él amaba. Serán Jesús en la tierra. Harán lo que Él hizo, vivirán como Él vivió.

Como nosotros que somos de Cristo, somos Cristo. En eso consiste seguir a Jesús. Guardar sus palabras. Repetirlas en el corazón. Hacerlas vida. Y repetir sus gestos. Porque pienso que en la vida de Jesús tenían más fuerza sus gestos que sus palabras, más sus silencios que sus gritos. Su manera de sanar, de tocar al hombre, de abrazar, de mirar.

Esa noche, ya la última con los suyos, también está llena de gestos. Jesús les lavó los pies, les donó su cuerpo y su sangre.

Pero esta noche también les habló. Quería contarles tantas cosas… Sabe que ahora están aturdidos por la pena, pero les pide que lo guarden todo como su gran tesoro.

Sus palabras les sostendrán más adelante. Sus palabras se harán vida un día en su alma y serán luz para muchos.

Jesús les dijo muchas cosas. Seguramente cada uno guardaría una palabra especial de esa noche de despedida. Para cada uno habría algo que necesitaba oír, algo que tocó lo más hondo de su corazón. Una palabra de predilección, de ánimo.

Ahora es Pascua, es el momento de recordar, de guardar. La noche del jueves santo Jesús les dice que el Espíritu santo les ayudará a recordar. Me encanta esa imagen. Dios me habla. Y a la vez me recuerda lo que me habló, porque yo me olvido. Me habla un día, pero vuelve siempre a recordarme esa palabra de vida y de amor que pronunció.

Si yo le amo guardaré sus palabras. Quiero guardar siempre sus palabras de amor. Cuando me dice que cuenta conmigo. Que ha deseado tanto compartir esta cena conmigo.

Hoy les dice: Me voy, pero vuelvo a vuestro lado”. Se va y vuelve. ¡Cuánta paz me dan sus palabras! La Pascua es esta verdad: Jesús vuelve siempre. Me habla de nuevo.

Y sólo me pide que lo guarde dentro y no lo olvide. Y me dice que Él me ayudará a recordar que mi vida está hecha para amar. Cuando me olvide, cuando me llene de otras palabras que no me dan vida.

Tengo que tener abierto el corazón. Rezar y meditar como María. Porque María amaba y guardaba dentro sus palabras. Aun sin entender las guardaba. Y dentro de su alma, oraba y se preguntaba. Ella me ayuda a recordar ese amor de Jesús lleno de palabras, de silencios, de gestos.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
7
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.