Aleteia

Joe Biden: «Papa Francisco estuvo cerca de nuestra familia cuando murió mi hijo»

Comparte

Papa Francisco: menos ganancia y más vida, curar enfermedades raras

“Asegurar el acceso a la atención” médica y farmacológica a 300 millones de personas que sufren enfermedades raras en el mundo: lo pidió el papa Francisco este viernes 29 de abril en el Vaticano frente a una platea de científicos y del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que perdió un hijo por el cáncer.

Las palabras del Papa tuvieron lugar ante la presencia del vicepresidente norteamericano, quien participó desde este jueves junto a otras personalidades políticas e investigadores en un congreso científico organizado por el Vaticano dedicado al estudio de las nuevas investigaciones en medicina regenerativa.

Antes de la alocución del Papa, Joe Biden contó su experiencia personal, la muerte reciente de su hijo Beau debido a un cáncer.

Pope Francis - Joe Biden - Audience - Paul VI Hall
Biden, Vicepresidente de los EEUU, hizo un llamado a la Comunidad Internacional para actuar «inmediatamente» al unísono para terminar con el cáncer. Aula Pablo VI del Vaticano. Foto ©Mekary/Aleteia

Así, quiso recordar que el Papa tuvo para él y su familia palabras de consuelo en el aeropuerto de Filadelfia, en ocasión de la visita apostólica del Sucesor de Pedro a los EEUU.

“Quiero agradecerle Su Santidad por el tiempo personal que nos ha dedicado y por la generosidad. Deseo a cada familia que pasa por un luto, hijos, hermanos, hermanas, madres y padres se puedan beneficiar de sus palabras y de sus oraciones, nos ha dado más alivio del que a lo mejor usted mismo sepa”, dijo Biden.

La preocupación del Papa manifiesta en su discurso es, especialmente, por los niños y los pobres enfermos.

Por ende, denunció que aún hoy “la economía de la exclusión” siembra víctimas inocentes cuando “la ganancia prevalece sobre el valor de la vida humana”.

Se calcula que son 6.000 las enfermedades raras que golpean a los pacientes de todas las edades, pero especialmente en edad infantil, reveló el cardenal Ravasi.

El enfoque del evento organizado por el Vaticano –como confirmó el presidente del dicasterio de la cultura– ha sido interdisciplinario y el objetivo principal es discutir sobre las relaciones entre investigación celular, medicina, tecnología, fe y cultura para responder mejor a las necesidades de cuidados de los enfermos.

Entretanto, Francisco invitó a que “la empatía” con los enfermos y los más vulnerables le gane terreno, desplace a la “globalización de la indiferencia”.

Médicos, científicos y agentes sanitarios de varias nacionalidades y religiones escucharon las palabras del Papa en el aula Pablo VI del Vaticano.

“Por lo tanto, estamos llamados a dar a conocer el problema de las enfermedades raras a escala mundial, para invertir en una mejor formación, para aumentar los recursos de la investigación”, constató.

Asimismo, desde una visión ético y moral, abogó por un esfuerzo para cambiar “el paradigma económico” para que no haya privilegios para pocos bolsillos.

“Entonces, debido al compromiso coordinado a varios niveles y en diferentes campos, se hace posible no sólo encontrar las soluciones a los sufrimientos que afligen a nuestros hermanos y hermanas enfermos, sino también garantizar el acceso a los cuidados”, anotó.

Sensibilización” fue la segunda idea resaltada por el papa Francisco que pidió “empatía”.

“Es fundamental promover en la sociedad el crecimiento del nivel de empatía, para que nadie sea indiferente a los ruegos de ayuda del prójimo, incluso cuando padece una enfermedad rara”, instó.

El Pontífice animó a los especialista a seguir cultivando valores de atención por los que sufren en su vida “académica y cultural”.

Investigación” es el tercer terminó presentado por el Obispo de Roma.

“Hoy más que nunca sentimos esta urgencia educativa que, junto a la maduración de las facultades intelectuales de los estudiantes, garantice una buena formación humana asegurando el máximo nivel profesional”, anotó.

“En este año jubilar podremos ser cooperadores calificados y generosos de la misericordia del Padre. Les acompaño y les bendigo en su viaje; y les pido que, por favor, oren por mí. Gracias”, concluyó.

El tema del congreso internacional que comenzó el jueves 28 de abril y terminará este sábado 30 de abril es El progreso de la medicina regenerativa y su impacto cultural.

La primera edición de esta conferencia se celebró durante el pontificado de Benedicto XVI en 2011.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.