Aleteia

“Esclavitud moderna” en grupo católico: Reparación a víctimas y sanción al fundador

Comparte

La Comisión de Ética y Justicia sobre Sodalicio publica recomendaciones

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=Th0X_-v81-k&w=560&h=315]

Alivio y esperanza es lo que han encontrado luego de 15 años de dolor las víctimas de maltratos físicos, psicológicos y sexuales perpetrados por algunos miembros del Sodalicio de Vida Cristiana (Sodalitium Christianae Vitae) al conocer las conclusiones del informe de la Comisión de Ética para la Justicia y Reconciliación presentado el 17 de abril.

En noviembre de 2015, Alessandro Moroni, superior general del Sodalicio, decidió convocar a cinco personas de fuera del movimiento para que, durante el periodo de 150 días, puedan indagar la verdad de estas acusaciones entrevistando a los afectados.

Tras hacerse pública las recomendaciones de este informe, Moroni puso su cargo a disposición de la Santa Sede.

“Yo pongo mi cargo a total disposición de la Santa Sede para que decida qué es lo mejor. Mi consejo superior y yo acataremos lo que se decida”, declaró.

Días después viajó a Roma para entregar el documento a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano, según lo indica en este video.

En busca de la verdad

Pese a que los casos que están siendo investigados en la fiscalía perpetrados en 2011 ante la justicia peruana ya han prescrito, la comisión externa inicia el pronunciamiento señalando como una de sus premisas la búsqueda de la verdad.

Sus conclusiones, advierte el documento, resultan independientes de lo que dictamine la justicia en lo civil, penal o canónico.

Quién causó daño, a quiénes y en qué medida se puede reparar es lo que espera dilucidar esta investigación.

Luego de haber cumplido con escuchar los testimonios de todos los afectados, la comisión señala que, al interior de esta comunidad de vida cristiana, se instauró una cultura de obediencia y disciplina, basada en castigos y exigencias físicas extremas, que terminaron en abusos contra los derechos fundamentales de las personas, tipificados en la Constitución Política del Perú.

Reparación a las víctimas

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=r07u_PhhwfU&w=560&h=315]

Presidida por el expresidente del Jurado Nacional de Elecciones Manuel Sánchez-Palacios Paiva, el obispo de Lurín Carlos García Camader, la exmagistrada Rosario del Pilar Fernández Figueroa, la psiquiatra Maita García Trovato y el periodista Miguel Humberto Aguirrre, la comisión pidió la mayor sanción moral e institucional para el fundador de este movimiento, Luis Fernando Figari.

En su informe final, la comisión recomienda asistencia y compensación económica para las víctimas.

En el documento de 10 páginas se concluye que los daños causados son de carácter físico, psicológico y moral. Establece incluso un tipo de sometimiento basado en la pérdida de la autoestima.

Los jóvenes eran obligados a realizar tareas domésticas sin compensación económica. La comisión lo ha denominado como “esclavitud moderna”, situación que debe ser investigada por las autoridades pertinentes.

Repudio a conducta de Figari

La comisión establece con respecto a las autoridades de la Sociedad de Vida Cristiana (SDV) su repudio público a la conducta de Figari y solicita impedir ejercer algún tipo de representación dentro de la organización a todos los que tuvieron algún cargo durante los años en que se permitieron los abusos.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=86oglzCe4Uo&w=560&h=315%5D

El periodista José Enrique Escardó cuando tenía 17 años integró la Sociedad, sufrió maltratos y castigos físicos. El suyo, junto a otros testimonios, ha sido utilizado como fuente para emitir este informe.

“Cuando mi madre me iba a visitar a la casa de San Bartolo, me escondían en el baño”, comenta un joven aspirante a esta comunidad de vida cristiana.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=DuW4HLHiZcw&w=420&h=315]

Corresponde a cada una de las autoridades asumir su responsabilidad en estos lamentables hechos, exhorta el informe final de la comisión.

Señala que algunas de estas personas que conocieron y aceptaron la conducta de Figari aún permanecen en la institución e incluso ostentan cargos directivos.

Con el fin de responder algunas de las interrogantes de esta investigación, la comisión pidió a Figari que responda varias interrogantes a raíz de las denuncias recibidas.

Según señala el documento, el exfundador del SDV se negó a contribuir a este propósito, invocando argumentaciones formales orientadas a deslegitimar el trabajo.

Fotos Facebook Sodalicio

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.