Aleteia

Asaltos a iglesias en México: Ahora en Irapuato

Comparte

Sujetos armados maniatan a sacerdote, intentan robar la parroquia del Señor de la Clemencia y se van con las manos vacías

La violencia en contra de sacerdotes y el asalto a templos católicos sigue avanzando en México, ante la inoperancia de las autoridades policiacas y el descontento general de Pueblo de Dios.

Tocó este martes a la parroquia del Señor de la Clemencia, enclavada en la zona popular de Lázaro Cárdenas, en Irapuato, capital productora de fresa de México y una de las regiones agrícolas más ricas del país, y a su párroco, el padre Efrén Castillo.

Al menos cuatro cámaras de video grabaron el inicio del asalto de cuatro individuos que –con pretexto de entregar unas despensas y un arreglo floral—penetraron a las 10:30 de la mañana hasta la secretaría del templo, y amagaron al personal y al sacerdote, a quien amarraron.

Todos iban armados

“Vi que dos traían armas de fuego, las sacaron y nos apuntaron, que venían con el plan de cobrar cuota, no sé de qué cuota me hablan, les dije; sólo nos mandó el jefe, me dicen nuevamente”, relató el padre Efrén, quien es conocido en la parroquia por su acción a favor de los pobres.

“Estuvieron buscando, y volvieron a preguntarme que dónde estaba la caja fuerte, ¿pero cuál caja fuerte me están hablando?, yo no tengo eso”, relató el sacerdote.

Y aseveró que los ladrones conocían perfectamente los movimientos de la oficina, pues al llegar uno de ellos caminó hasta en donde tenían el sistema de monitoreo de las cámaras de circuito cerrado y cortó los cables, a fin de que las cámaras no grabaran (esa parte del asalto).

Al no hallar dinero, le quitaron las llaves de su casa al padre Efrén, y se llevaron a la secretaria del templo para que los acompañara hasta la casa del sacerdote, ubicada a dos cuadras de la iglesia.

Los otros dos delincuentes los siguieron en el taxi y moto, dejando al sacerdote atado en la oficina, con otras dos personas.

En la casa buscaron dinero por todos lados, pero tampoco hallaron y huyeron, dejando en el lugar a la secretaria, sin hacerle daño.

“En sí, no se llevaron nada, querían grandes cantidades de dinero, pero no encontraron nada; fueron a la casa mía que tengo a dos cuadras, a ver si allá tenía dinero, pero tampoco encontraron algo, únicamente me la dejaron volteada”, añadió.

Ni a los sacerdotes respetan

“Estamos indignados, primero porque la delincuencia nos está rebasando en el municipio y segundo, porque no hay respuesta por parte de las autoridades; tú crees que no tenemos miedo, ni a la autoridad religiosa respetan ya; andamos mal”, agregó Ricardo Gutiérrez, vecino.

“Lo que estamos viviendo en el país es grave, se está saliendo de las manos la seguridad, y por desgracia, todos los ciudadanos lo estamos pagando.

Hay cada vez más secuestros, más vandalismo, pues nuestras autoridades hacen lo que pueden”, indicó el párroco Efrén Castillo a los medios locales.

“El violento asalto que cometieron sujetos armados en contra de la parroquia del Señor de la Clemencia en Irapuato, es una dolorosa ofensa a toda la comunidad”, dijo el obispo de la diócesis de Irapuato, José de Jesús Martínez Zepeda.

«Me dolió mucho que hayan humillado de esa manera a uno de nuestros sacerdotes; de esa manera han ofendido a toda la comunidad”, agregó.

Martínez Zepeda subrayó que tiene la intención de dar recomendaciones a todas las parroquias para reducir el riesgo y garantizar la seguridad, y constató que “la delincuencia ha llegado a todas partes, roban en las casas, los ciudadanos se ven asaltados por la calle, roban en sus domicilios, violentamente, no se respeta a nadie, ni siquiera a los sacerdotes”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.