Aleteia

El sueño de Josefran: Cambiar vidas con el arte

Comparte

Un joven artista hondureño quiere demostrar que en su país hay talento

“Soy dibujante, pintor, poeta, bailarín coreográfico, amateur en todos estos aspectos.  Pero  me dedico más al retratismo realista. Ciertos conocedores del arte me han dicho que soy muy bueno en lo que hago, busco sobresalir enseñando en el medio artístico y dar a conocer que en mi país hay talento”.

Estas expresiones corresponden a José Francisco Barahona, un joven hondureño autodidacta que se define como un apasionado del arte.

Nació en Tegucigalpa, tiene 20 años y es estudiante de Ingeniería Mecánica en la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH). En entrevista con el Tiempo Digital contó, entre otras cosas, su experiencia, sus sueños y qué persigue con su arte.

«En mi país hay talento»

Desde muy pequeño Josefran empezó haciendo caricaturas y retratos con técnicas de realismo.  En ese sentido creó un grupo de Facebook con el nombre RetratArte Honduras.

“Buscaba promoverme artísticamente y también promover a mis amigos que les gustaba el dibujo”, expresó.

“Creé mi página de facebook con el nombre de JoseFran el año 2014, en la que subía fotos de mis dibujos y creé otra página para promover el talento que hay en el país con el nombre de Honduras tiene talento”.

Su grupo de facebook no funcionó y debió cerrarlo, pero utilizó el nombre del grupo para su página que pasó a llamarse JoseFran a RetratArte Honduras 

“Noté que las personas les gustaba los retratos y subía imágenes de dibujos cada vez que terminaba uno, desde el 2014 he sido invitado en varios medios de comunicación de Tegucigalpa, mi ciudad de residencia actual. Nunca tuve mentor en el arte, siempre fui autodidacta”, puntualiza.

“Mi página Honduras tiene talento pasó a llamarse 100% Xatruch Art  y en esta  sigo promoviendo los contenidos de artistas que me encuentro por facebook y que son hondureños, con el fin de hacer conciencia artística en la población”, agrega.

El sueño de Josefran

“Estudiar arte en el extranjero, y así poder ser maestro de arte y darle mis conocimientos a los jóvenes que dejen los vicios y que exploten los talentos que Dios puso en cada uno y así cambiar un poco la imagen del país. Quizá no pueda cambiar el mundo con el arte, pero sí puedo cambiar mi vida y la de aquellos que me rodean”, expresa Josefran al momento de responder acerca de cuál es su sueño.

La técnica que usa Josefran para su trabajo es la realista, por lo cual su objetivo es dejar un dibujo lo más parecido al original, tal cual una fotografía.

Este joven hondureño también reconoció que cada vez que toma papel y lápiz y empieza un retrato “piensa en lo mucho que puede llega a lograr con su talento”.

“Cada vez que tengo un retrato encargado busco dejar un excelente trabajo y que se vea lo más real posible”, considera.

Al mismo tiempo, manifiesta que la mayor experiencia que la ha tocado vivir es que “le escriban desde países de Europa para felicitarlo y motivarlo a seguir adelante tremendo talento que Dios le ha regalado”.

Finalmente, Josefran expresó que para hacer su trabajo le gusta tomarse su tiempo y “dejar algo bien hecho, algo de calidad”.

“Para mí el arte es mi mayor pasión, me inspira porque es una manera de sentirme bien, satisfecho con lo que hago y que las personas queden contentas con los trabajos que me piden”, concluye.

Quizás como Josefran haya muchos otros jóvenes que persiguen sueños tan nobles, pero su caso sintetiza un ejemplo concreto de emprendimiento a través de redes sociales con el fin de que otros puedan imitarlo y no dejen enterrados sus talentos.     

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.