Aleteia

Ibtihaj Muhammad: Orgullosa de su fe en los JJOO

Comparte

Será la primera musulmana de EEUU que competirá con velo en JJOO

De entre los nombres de las 100 personas más influyentes del mundo que acaba de publicar la revista Time se destacan varias deportistas. Podrán no tener la rutilancia pública de sus colegas varones en la lista como Usain Bold, Lewis Hamilton o Stephen Curry, pero son emblemas de constancia, versatilidad, fortaleza.

Ronda Rousey es luchadora de artes marciales mixtas;  Katie Ledecky nadadora de apenas 19 años llamada a ser una de las atletas más versátiles de su disciplina; Sania Mirza tenista india de gran desempeño en categoría dobles, referente indiscutible para las atletas de su país y la tiradora de esgrima Ibtihaj Muhammad, atleta que encontró en ese deporte uno que le permite permanecer fiel a su fe.

En los Juegos Olímpicos (JJOO) de Río de Janeiro Ibtihaj vestirá tanto los colores de la bandera de Estados Unidos, su país, y el hijab, velo usado por mujeres islámicas que cubre su cabeza y pecho. Será la primera atleta en representar a Estados Unidos y usar hijab en JJOO.

Tiradora desde los 13 años, de niña asomaba como una gran atleta, que incluso vencía a sus compañeros varones en distintos deportes. Nadaba, jugaba al tenis, softball, vóley, y siempre se destacaba.

Pero su carrera terminó consolidándose en la esgrima, deporte que le permitía competir sin demasiadas complicaciones con el velo.

A principios de este año, y tras un excelente desempeño en varias competencias internacionales, Ibtihaj consiguió su pasaje a Río.

“Quiero competir en los JJOO para Estados Unidos para mostrar que nada es impedimento para alcanzar sus sueños: ni la raza, ni la religión, ni el género. Quiero dar el ejemplo de que todo es posible con perseverancia”, asegura en su perfil del equipo norteamericano de esgrima.

Cumplirá así un sueño olímpico frustrado en Londres, cuando una lesión la dejó fuera de su seleccionado.

En el camino, recibió un aliento inesperado. En una reciente visita a una mezquita, el presidente de Estados Unidos Barack Obama le pidió que se parara entre los asistentes, pidió un aplauso para ella y le hizo saber que esperaba que consiga el oro en Río.

Pero los méritos de esta atleta olímpica no se quedan en el deporte. Graduada en la Universidad de Duke y emprendedora, Ibtihaj fundó en 2014 Louella, una compañía de indumentaria “accesible, modesta, y a la moda”.

“Ibtihaj abrazó lo que hacía que se destaque entre los demás, y es olímpica por ello”, aseguró en su reseña en la revista Time Keith Ellison, primera mujer islámica elegida para el congreso de los Estados Unidos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.