Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconDesde Roma
line break icon

El papa Francisco destapa la oculta crisis humanitaria en Ucrania

Diane Montagna - publicado el 23/04/16

“Si Europa no se toma esto seriamente, las repercusiones pueden ser muy serias muy profundas,” dice el obispo Borys Gudziak

En la fiesta del Domingo de la Divina Misericordia, en pleno corazón del Año Jubilar, el papa Francisco terminó la misa en la Plaza de San Pedro haciendo un llamamiento a todos los católicos para ofrecer su solidaridad a las millones de víctimas en Ucrania que llevan dos años padeciendo el desastre de una guerra.

El Papa anunció su deseo de que se realizara una colecta especial en todas las iglesias católicas, especialmente en las de Europa, el domingo 24 de abril, tanto para hacer una toma de conciencia como para aliviar el sufrimiento.

Recientemente, Aleteia se sentó junto al obispo Borys Gudziak, nacido en Estados Unidos y obispo eparca de la eparquía greco-católica ucraniana de París, para informarnos más sobre la crisis humanitaria en Ucrania y sobre qué es lo que está en riesgo.

El papa Francisco eligió la fiesta de la Divina Misericordia para hacer un llamamiento especial por Ucrania. ¿Qué trascendencia tiene este reclamo?

Es un llamamiento de trascendencia material y moral. El país ha quedado empobrecido y maltrecho. Se han destruido aproximadamente 50 mil millones de dólares en infraestructura, que es el equivalente al presupuesto estatal anual de Ucrania.

En el área de Donbás, en el este de Ucrania, ha habido ataques con cohetes casi continuamente durante dos años.

Se han producido duras batallas, luchas con tanques, con unas 10.000 personas muertas oficialmente. Decenas de miles han sido heridas y mutiladas y cientos de miles sufren estrés postraumático.

La ocupación por las tropas armadas rusas supone únicamente cerca del cinco por ciento del territorio, pero la guerra ha afectado a aproximadamente cinco millones de personas, la mitad de las cuales han pasado a ser refugiados huidos de sus hogares, la mitad de ellos fuera del país.

Dos millones son desplazados internos, que van a las partes libres de Ucrania, sobre todo en el este, pero también están por el resto del país.

¿Cuáles son las causas de la crisis humanitaria en Ucrania?

La crisis humanitaria es una combinación de varios factores. Muchos años antes de la guerra, había un gobierno corrupto que malversó 50 mil millones de dólares, el equivalente al presupuesto nacional anual.

Hay una guerra en curso, y dos años atrás la moneda fue devaluada, lo que significa que la gente perdió dos tercios del poder adquisitivo de sus salarios.

Ahora el salario medio en Ucrania es de unos 150 euros (160 dólares estadounidenses) al mes, mientras que el precio de la carne sigue en los niveles de la Europa occidental y muchos bienes importados —tecnología, un teléfono, otros bienes manufacturados— pueden llegar a ser incluso más caros en Ucrania que en el oeste europeo.

Gran parte de la economía de Ucrania está hecha trizas porque la guerra es devastadora. Afecta a la confianza, se detienen las inversiones y hay una fuga de capitales entre aquellos que tienen dinero.

Y esta situación tan nefasta, socavada por la corrupción anterior que condujo a la Revolución de la Dignidad y a un cambio de régimen, se ha visto agravada por la guerra y la crisis económica.

Cuéntenos más sobre la guerra.

Es una guerra híbrida. Históricamente, una guerra implica la participación de soldados de dos frentes y está claro quién lucha por qué bando (por ejemplo, los casacas azules contra los grises).

En una guerra híbrida, los soldados no tienen por qué llevar insignia, están mezclados con los civiles. No actúan como soldados. Durante la anexión de Crimea, los soldados rusos se presentaron como voluntarios locales.

La comunidad internacional, a través de observaciones por por satélite, sabe que hay decenas de miles, en cierto momento llegaron hasta 80.000, tropas rusas en Ucrania o en la frontera ucraniana. Pero nadie puede aseverar que hay una invasión rusa.

Hay sanciones globales de Europa y Norteamérica contra Rusia, pero al mismo tiempo continúan las relaciones comerciales y de otro tipo.

Así que no hay una guerra declarada, y en este sentido es híbrida en su identidad; es híbrida por la naturaleza de su acción militar, pero también es híbrida por la forma en que gran parte de la guerra es una campaña de información, a la que se dedican unos recursos increíbles para hacer que muchas personas de diferentes países, en particular en Europa, duden de la realidad de lo que pasa sobre el terreno, incluso de si hay una guerra, para que piensen que no es una invasión, sino una guerra civil, para que presupongan o acepten que hay un gran movimiento nacionalista de extrema derecha que persigue a los portavoces rusos en Ucrania.

Los partidos de extrema derecha consiguieron en las últimas elecciones presidenciales menos del dos por ciento de los votos, mientras que en Francia el partido de ultraderecha tiene más del veinte por ciento, y la situación es análoga en muchos otros países.

La mayoría de los ciudadanos de la Europa occidental y de EE.UU. tienen la impresión de que la guerra en Ucrania ha terminado.

Muchos líderes, incluso líderes de la Iglesia y obispos, no son conscientes del hecho de que hay una guerra y de que están completamente desinformados sobre la naturaleza de la crisis humanitaria.

Y sobre este hecho quiere atraer la atención el Santo Padre, para toda la comunidad católica en Europa.

Lo que los rusos quieren precisamente es que haya asombro ante la gravedad de la situación.

Imaginemos que tu salario es, digamos, de 30.000 dólares y que en dos años cae a 10.000. El total de los 45 millones de ucranianos ha sufrido un grave empobrecimiento.

Viven de las reservas, desgastan sus ropas y en muchos lugares los hospitales no tienen medicamentos; no tienen anestesia, así que las operaciones tienen que llevarse a cabo sin anestesia; los diabéticos no tienen insulina; las carreteras no están siendo reparadas; a veces las personas mueren porque las ambulancias no pueden llegar hasta ellas.

En general, la infraestructura del país ha quedado debilitada y hay una amplia campaña internacional para denigrar la identidad ucraniana, porque alguien con una identidad innoble o negativa no es digna de atención o incluso “merece” lo que le está cayendo encima. Este es el mensaje que Rusia ha estado intentando difundir.

Si Europa no se toma esto con seriedad, las repercusiones pueden ser profundas.

Hay una campaña muy sofisticada para sobornar periodistas, en Italia por ejemplo, y en otros lugares, para que colaboren con políticos, con partidos extremistas que representan al pueblo insatisfecho para así desestabilizarEuropa y la Unión Europea.

Este mismo tipo de labor se está produciendo en el cuerpo político de Ucrania: un periodismo infiltrado y políticos colaboradores crean el caos desde sus posiciones y son remunerados por ello.

Así que, a través de la desinformación, de la desestabilización, a través de campañas militares ocultas no citadas ni declaradas, se produce este fenómeno de la guerra híbrida que, básicamente, tiene las mismas características que la actividad terrorista.

No es necesario ganar grandes batallas, porque puedes lisiar y paralizar a tu oponente induciéndole miedo y minando la viabilidad de ciertos suministros vitales de la sociedad.

Y esto es lo que ha estado sucediendo en Ucrania. Se ha ejecutado un proceso sistémico y sistemático para sacudir el sistema ucraniano.

¿Cómo ha respondido el pueblo ucraniano?

Lo sorprendente es la dignidad que han demostrado los ucranianos cargando con esta cruz. Han aceptado dos millones de exiliados o refugiados (desplazados internos).

Puesto en perspectiva: Ucrania tenía 45 millones de personas con Crimea y Donbás. Sin la Crimea anexionada y sin los territorios ocupados son unas 40 millones de personas.

40 millones de personas han aceptado a dos millones. Alemania ha aceptado 1,1 millones de personas, pero hay 80 millones de habitantes en Alemania. Sin embargo, el presupuesto del gobierno alemán es 45 veces mayor que el de Ucrania.

Europa en general ha recibido a 2 millones de refugiados, así que Alemania ha aceptado la mitad.

El presupuesto estatal conjunto de todos los miembros de la Unión Europea que han aceptado el mismo número de refugiados que Ucrania es 400 veces mayor que el de Ucrania. Así que los recursos de Ucrania padecen un estrés máximo.

En cierto modo, los ucranianos no están siendo escuchados porque han demostrado una gran fortaleza frente a semejante adversidad.

Ucrania corre el riesgo de ser olvidada y es por ello que el Papa ha hecho este llamamiento, que tiene una enorme significación cultural y estratégica.

El pueblo ucraniano ha estado muriendo por los valores tradicionales de Europa. Así que esta lucha en Ucrania por la dignidad humana, recibida de Dios, es de gran relevancia para Europa.

¿Cuál es el objetivo final de Rusia?

El objetivo de la estrategia rusa es un imperio. Sin Ucrania, Rusia no es un imperio. Ucrania tiene una de las tierras más fértiles del mundo. Creo que tiene un cuarto de toda la tierra negra del mundo. Son las mejores tierras más fértiles del mundo. Tiene mucha agua. Además, tiene una población con una educación muy alta.

Ucrania es un país que está siendo destruido y el Papa quiere evitarlo. No se trata sólo de un esfuerzo humanitario para ayudar a los que sufren. También es un esfuerzo para incrementar la conciencia moral en Europa, porque si no hay una reacción moral, Putin no se verá forzado a detener su acción militar, por lo que también hablamos de una acción de paz.

La gente no se da cuenta de que Ucrania es Europa. El corazón europeo de la división entre Oeste y Este se encuentra en el oeste ucraniano. Y los rusos intentan hacer todo lo que haga falta, incluyendo la guerra y la anexión, para evitar que Ucrania se integre más en la comunidad europea. De esto se trata en el fondo.

Porque la libertad de prensa, los procesos democráticos, las responsabilidades judiciales ante la ley… son fatales para el autoritarismo.

Los ucranianos, a través de la Revolución de la Dignidad, se movieron en esta dirección contra el autoritarismo, y por ello están siendo castigados con la anexión y la guerra.

Tags:
divina misericordiapapa franciscorusiaucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.