Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Una región conmovida, pero bien despierta ante la tragedia

Presidencia Uruguay
Comparte

Las inundaciones volvieron a afectar la región sur de América Latina

Los ojos de América Latina y el mundo estuvieron puestos en los últimos días en Ecuador, debido al seísmo de 7.8 grados en la escala Richter que dejó más de 500 muertos.

Sin embargo, no fue la única tragedia ambiental registrada en las últimas horas ya que tanto en Uruguay, como en Chile y Argentina volvieron las inundaciones debido a fuertes tormentas y crecidas de ríos y arroyos, que dejaron como saldo al menos 10 muertos y miles de desplazados.

Más allá de la situación dramática que innumerables familias de la región tuvieron que vivir, un hecho destacable fue la rápida reacción de la sociedad que no se paralizó por la conmoción y asistió de inmediato a los afectados con múltiples gestos de solidaridad.

Un tornado devastador

Un hecho particular se dio en la ciudad uruguaya de Dolores, ubicada en el departamento de Durazno (Soriano), a poco más de 200 kilómetros de Montevideo, el pasado viernes 15 de abril.

Un tornado, fenómeno climatológico que no se registraba el país desde hace décadas, arrasó la ciudad y la convirtió prácticamente en una zona de guerra. Cuatro muertos, decenas de heridos y miles de viviendas afectadas.

Inmediatamente, y sin pestañear, el pueblo uruguayo se empezó a movilizar para ayudar a los integrantes de una cuidad totalmente devastada.

En ese sentido, además de las autoridades de gobierno, así como diversas organizaciones civiles, la Iglesia local rápidamente lanzó una convocatoria a nivel nacional para la reconstrucción de Dolores.

Materiales de construcciones, alimentos, ropa, etcétera empezaron a llegar de forma inmediata al lugar.

Según el informe publicado por el instituto meteorológico que opera en la localidad brasileña de Río Grande do Sul, el fenómeno ocurrido en esa localidad uruguaya el pasado viernes en la tarde tiene “directa correlación” con una ola de calor que afecta al sur de Brasil y que ha provocado temperaturas de hasta 37°, inusuales para esta época del año.

Luego del tornado, los días de lluvia continuaron en Uruguay y varios departamentos se vieron afectados por las inundaciones. Una vez más la ayuda no se hizo esperar.

Chile, desplazados y muertos

Otro de los países afectados por las inundaciones en la región -por las lluvias principalmente el 16 y 17 de abril- y que tuvo miles de desplazados fue Chile.

Según anunció la propia presidenta Michelle Bachelet, hubo tres muertos y nueve desaparecidos en el centro sur del país.

Como consecuencia de este fenómeno también hubo cientos de damnificados en diversas regiones del país como Valparaíso, O’Higgins y la región metropolitana de Santiago de Chile, además de servicios afectados.

Aquí la ayuda tampoco demoró. La reacción provino de diversos sectores, entre ellos de organizaciones como Caritas (también en Uruguay y Argentina).

“Desde Caritas Chile hacemos llegar nuestra solidaridad a las familias y comunidades afectadas de las regiones de Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins. Nuestra fraternidad especialmente con las familias que lamentan la pérdida de un ser querido”, afirmaron en un comunicado.

Según algunos especialistas, el régimen de lluvias, vinculados al fenómeno del Niño, fue cinco veces superior a los estándares normales.

Argentina, miles de evacuados

Por último, el tercer país afectado por las inundaciones de los últimos días es Argentina, principalmente en el litoral y noreste del país.

En algunas provincias como Entre Ríos y Corrientes algunos hasta afirmaron que la situación es “desesperante”. En ambos lugares, según el periódico local La Nación, más de 10.000 personas habían sido evacuadas.

Particularmente, en Entre Ríos, se habla de una emergencia casi histórica con casi 19 días de lluvia casi continua y con promedios elevados.

En Argentina rápidamente también se activaron los diferentes mecanismos de ayuda desde diferentes sectores tanto gubernamentales como civiles.

Pero uno de los gestos solidarios más llamativos fue el impulsado por el club de fútbol argentino River Plate, que lanzó una campaña de forma casi inmediata denominada “Argentina abraza a Uruguay, Uruguay abraza a Argentina”.

En ese sentido, a través de esta iniciativa protagonizada por futbolistas del club, lo que se pretende es conseguir donaciones por los afectados no solo en Argentina, sino también en Uruguay debido al tornado.

El propio estadio de este club se convirtió en epicentro de solidaridad al ser el lugar receptor de ropa, alimentos, artículos de limpieza, etcétera.

Pero la colaboración y la rápida reacción expresada en esta oportunidad para ayudar a los afectados por estos fenómenos climatológicos en los distintos países de la región en realidad no es nueva.

Lo más importante es que refuerza una vez más la actitud de empatía para con el otro que está sufriendo, algo que en definitiva confirma eso de ser una región conmovida, pero bien despierta ante la tragedia.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.