Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 12 mayo |
San Pancracio
home iconActualidad
line break icon

Relaciones Confidenciales. Una mirada turbia a la vida posmoderna

Marcelo López Cambronero - publicado el 18/04/16 - actualizado el 22/04/16

Para no dejarse atrapar por el mal, simplemente hay que rebelarse contra el orden establecido

Es el mejor Al Pacino que habrán visto en mucho tiempo haciendo girar una película alrededor suyo. Junto a él, la preciosa y muy medida actuación de Kim Basinger y la fuerza algo anárquica de Téa Leoni, una gran actriz poco reconocida a pesar de sus enormes papeles en películas como Family Man y Spanglish, ambas absolutamente recomendables.

Nueva York, la Gran Manzana. En el edificio de apartamentos Brevoort, en el número 11 de la Quinta Avenida, vive Eli Wurman (Al Pacino), el inteligente abogado que decidió abandonar un futuro profesional exitoso para seguir una intuición: quería influir en las grandes esferas de la ciudad y ayudar así a la integración racial y al respeto por la justicia y la decencia. Han pasado los años y la ciudad le ha atrapado. Ahora no es más que un perdedor agobiado por las deudas al que algunas personas importantes recurren para que les esconda los trapos sucios.

Envejecido y alienado, Eli lucha por mantener en pie un ápice de su integridad mientras se ve cada vez más sumergido en las cloacas, en un universo sórdido de drogas, sexo infeliz, corrupción y relaciones manipuladoras que han invadido su espíritu hasta colonizarlo. Se mira al espejo y descubre que es uno de ellos, de esos a los que pretendía cambiar, a los que iba a convencer de la importancia de ayudar a los demás y de defender a los débiles contra las injusticias. Una más de esas almas oscuras que le agarraron por los brazos y le lanzaron hacia el abismo.

Relaciones Confidenciales (el título en inglés es más directo y claro: People I Know) es un drama ambientado en un mundo miserable y abyecto pero que nos hará pensar en cómo son nuestros sociedades masificadas. Es, en buena medida, un correlato cinematográfico de la aclamada serie The Wire y, como en ella, siempre vencen los malos. Aunque solo sea porque, para vencer, los buenos han tenido que traicionarse a sí mismos y entrar en un campo de juego en el que no se puede triunfar sin vender el corazón al diablo.

Este tipo de películas marcan una diferencia esencial con la concepción moral que encontramos, por ejemplo, en Delitos y Faltas de Woody Allen. En aquel cine de corte clásico que recogía ideas de la modernidad, tal vez ya heridas, el mal era algo evidente que la gente hacía por interés o debilidad y, por esa misma razón, la culpabilidad era fácil de asignar. Se podía identificar el mal y aspirar a erradicarlo, a extirparlo quirúrgicamente.

Sin embargo, este cine posmoderno muestra una visión de la sociedad en la que el mal no es una amenaza externa, sino una especie de virus que afecta al organismo y muta su ADN hasta fusionarse con él, volverse ubicuo y enfangarnos a todos. No hace falta ser malvado para verse envuelto en las turbulencias de la iniquidad: basta con vivir.

Acaso no sea suficiente con evitar el mal. Se precisa una actitud activa de resistencia e incluso de negación ante el orden establecido. Apena decirlo, pero quizás la labor no consista en intentar arreglar lo que tenemos alrededor, sino en comenzar a construir ya una alternativa diferente.

Tags:
cinecine espiritual
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.