Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 08 marzo |
San Juan de Dios
home iconEspiritualidad
line break icon

Agradece, abraza

Carlos Padilla Esteban - publicado el 18/04/16

¿He descolgado el teléfono y he llamado a aquellas personas que han influido en mi vida?

Me da miedo a veces descuidar la vida que tengo. Quejarme sólo de lo que me falta y vivir pensando en lo que podría haber sido si la vida me hubiera sonreído.

Me da miedo dejar de luchar por mis sueños, perder la esperanza, acomodarme en mi rutina. Pensar que es imposible todo lo que deseo y que nunca voy a cambiar lo suficiente para ser feliz de verdad. Tan feliz como yo deseo.

No quiero acabar pensando que la realidad es demasiado pesada y difícil. Me da miedo acostumbrarme a la queja y a la pena. Acostumbrarme a pensar que vivir con pena en el alma es lo habitual.

No quiero desconfiar de lo que no controlo. Quiero aprender a perder el control de mi vida sin turbarme. Aprender a vivir sin tener que saber bien lo que viene, lo que me espera. Me gustaría ser más confiado.

Y a la vez más agradecido a Dios, a los hombres, a la vida. Porque dicen también que los que agradecen más son más felices. Agradecer a aquellas personas que han influido en mi vida, que han marcado mi camino, que han sido importantes. ¿Lo he hecho alguna vez?

¿He descolgado el teléfono y los he llamado? ¿Me he tomado el tiempo para agradecer a los que me acompañan en el camino sin quejarse? No lo sé. Tal vez no lo hago tanto. Y al final de la noche me quedo retenido en lo que no salió bien. En lo que no fue perfecto. En lo que hubiera deseado y no sucedió.

Sé que agradecer me sana por dentro, cura mis heridas, me hace mejor persona. Agradecer a los que me acompañan, aunque ellos piensen que no es tan importante lo que han hecho por mí.

Y abrazar en señal de gratitud a los que Dios pone en mi camino. El otro día leía: “¿Abrazamos? ¿A quiénes abrazamos? ¿Con qué frecuencia abrazamos? ¿Cómo abrazamos? Estas preguntas importan. Si abrazamos bien, abrazamos mucho. Si abrazamos bien, abrazamos a muchos. Uno abraza a otros como abraza la vida. Uno abraza la vida como se abraza a sí mismo. ¿Te abrazas? Si no nos conocemos, no conocemos nuestras necesidades reales, no cuidamos de nosotros”.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
6
Aleteia Team
¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias ...
7
TIZIANO
Maria Paola Daud
Encontraron «La Última Cena» perdida de Tiziano, en una pequeña i...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.