Aleteia

Asesinato a mujeres, un crimen que no para de crecer

Comparte

La ONU alerta en un informe sobre el aumento de “feminicidio” en América Latina

«El feminicidio y otras formas de violencia contra las mujeres en la región siguen en aumento y la aplicación de la justicia continúa siendo limitada, con 98% de impunidad», expresó la directora de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, la brasileña Luisa Carvalho.

Esta afirmación fue realizada en San Salvador (El Salvador) al presentar el estudio Prevenir los Conflictos, Transformar la Justicia, Garantizar la Paz.

Según este informe divulgado el pasado martes, los “feminicidios” – término impulsado para referirse a los homicidios a mujeres por el hecho de serlo- han crecido en América Latina en los últimos años y la gran mayoría permanecen impunes.

Para Carvalho esto es algo que mucho tiene que ver con el contexto de violencia que se vive en la región. Tal es así que de los 25 países con las tasas más altas de “feminicidio2, 14 están en América Latina y el Caribe.

El propio estudio indica que El Salvador, Honduras y Guatemala presentan una de las tasas más altas de feminicidios a nivel global.

En este caso el estudio no presenta cifras, pero sí expresa a modo de ejemplo que en esos tres países donde las pandillas intranquilizan a la población “las mujeres y las niñas experimentan espeluznantes tasas de violencia».

«Nos encontramos ante una situación de gran emergencia que requiere la coordinación de todos los actores», prosiguió la funcionaria de ONU Mujeres.

El informe añade otros datos vinculados a las mujeres en estos tres países de Centroamérica. El número de mujeres que intentaron migrar con sus hijos a Estados Unidos pasó de 12.000 en 2013 a más de 66.000 en 2014.

También se señaló el aumento de un 77% en 2014 del número de niñas menores de 18 años atrapadas en la frontera entre Estados Unidos y México al querer pasar sin ser acompañadas.

En cuanto a la realidad de los países de América Latina con respecto al “feminicidio”, algunos datos de 2015 revelan que, por ejemplo, en Argentina cada 31 horas era asesinada una mujer, 15 cada día en Brasil y 2000 al año en México.

En otros países como Colombia, según las cifras del Instituto de Medicina Legal, apenas en los dos primeros meses de 2015 murieron asesinadas 126 mujeres.

Por último, en Uruguay, en 2015 hubo más de 25 muertes, que en relación a su población representa uno de los países de la región con más muertes de mujeres a mano de sus parejas.

¿Y en España?

El feminicidio es un fenómeno global y si bien América Latina presenta altas tasas, en otros países, como España, también es una realidad que golpea fuerte.

En lo que va de 2016 más de 20 mujeres resultaron asesinadas en ese país y el año pasado, según varias fuentes, hubo más de 100.

Ponerle fin a la violencia contra las mujeres

En los últimos años, la ONU ha puesto en marcha un modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres que ha sido adoptado por algunos países como México, Brasil, Ecuador y Panamá.

Se trata de una herramienta dinámica dentro de una campaña denominada “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres”.

Lo que se hace a través de esta herramienta es apoyar a las instituciones con un instrumento práctico para poder abordar la investigación de las muertes violentas contra las mujeres.

El protocolo cuenta con un enfoque multidisciplinario basado en estándares internacionales de derechos humanos.

Responde al llamado realizado por la Asamblea General de las Naciones Unidas de fortalecer la respuesta de los sistemas penales y adoptar medidas destinadas a apoyar la capacidad de los Estados para investigar, perseguir y sancionar las muertes violentas de mujeres, informa el sitio oficial de ONU Mujeres.

Profesionales de la justicia de toda América Latina participaron en el proceso de elaboración.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.