Aleteia

¿Una obra de misericordia? ¡Hazte donante de sangre!

Comparte

Una iniciativa que puede salvar vidas y que muestra la compasión hacia las personas en dificultad

Tres instituciones encontraron la forma de unir virtud y cultura. El pasado 5 de abril de 2016, la Asociación de voluntarios “in Punta di Piedi”, los Museos Vaticanos, el hospital Policlínico y la capillanía de Tor Vergata se asociaron para esta iniciativa.

Después de los atentados de París del noviembre pasado, hemos podido darnos cuenta más que nunca de la importancia de la donación de sangre para el buen funcionamiento de la atención hospitalaria.

Tras el ataque, se produjo una gran movilización en París a petición de los servicios de salud. Compartir los glóbulos blancos y rojos cobraba entonces un cierto sentido de solidaridad nacional.

Visita los Museos Vaticanos a cambio de donar sangre

Y con este espíritu nació el proyecto RossoArte, sobre todo para mostrar “agradecimiento a todos aquellos que, con un acto de profundo gesto cívico y solidario, periódicamente, anónimamente y responsablemente donan sangre”; de esta forma, a todos los que se presentaban en el centro de transfusiones se les ofrecía un bono de acceso personalizado para visitar los Museos Vaticanos sin esperar colas y a un precio de 4 euros en lugar del precio normal de 16 euros por billete (o sea, que la sangre cuesta 12€). Los bonos se pueden utilizar hasta el 31 de diciembre de 2016.

El proyecto se presentó el 7 de abril en el Vaticano de mano del director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci, y el director del departamento de transfusiones sanguíneas del hospital de Tor Vergata, Gaspare Adorno.

Además, después de la conferencia organizaron una primera visita al lugar para un grupo de donantes.

Fue su oportunidad de descubrir o de revisitar las obras de la Capilla Sixtina, la sala de Heliodoro decorada por Rafael o incluso las de los Museos Gregorianos Egipcio, Etrusco y Profano.

Un acto de misericordia

El pasado 20 de febrero se dedicó un jubileo a los donantes de sangre en la plaza de San Pedro.

En esta ocasión, el papa Francisco había elogiado “el signo de atención, de una fantasía de caridad que proviene de un corazón palpitante, el motor de un amor hacia el hombre con dificultades”.

El actual Año Santo es una oportunidad para diversificar nuestras obras de misericordia, para profundizar en nuestra experiencia de la compasión y para cambiar nuestros hábitos. Y, por qué no, para salvar vidas.

Fortalecimiento del compromiso en la India

En febrero pasado, el padre Tomi Thomas, director general de la Catholic Health Association of India (CHAI), declaró que “en 2016 se refuerza el compromiso en el ministerio de sanación realizado por la Iglesia Católica, con sus instalaciones y personal, en la óptica de la compasión”.

Con esta intención su asociación organiza sesiones de donación de sangre en diferentes estados de la India.

Los donantes reciben a cambio una evaluación general de su salud, varias pruebas médicas y un kit de información sobre temas como nutrición e higiene.

El padre indio manifestó su regocijo por la acción de la red sanitaria católica, especialmente en el encuentro de los más desfavorecidos que no pueden permitirse pagar la costosa atención médica.

Confiamos en que estas iniciativas sirvan de inspiración a otros países.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.