Aleteia

La muestra que retrata la vulnerabilidad de una etnia casi “invisible”

Comparte

La etnia ngöbe buglé corre riesgo de quedar sin nacionalidad en Costa Rica

Entre el 9 y 20 de abril se presenta una muestra denominada »Chiriticos» en el Museo de Arte Costarricense (MAC). Se trata de una exposición del fotógrafo documental y retratista Lucas Iturriza.

Forma parte de un trabajo conjunto entre el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y el Registro Civil del Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica (TSE).

El riesgo de apatridia

Esta etnia indígena corre un riesgo particular y vive una situación de vulnerabilidad porque puede quedar apátrida, o sea, que sus integrantes podrían quedar sin nacionalidad y que nadie responda por ellos.

En ese sentido, los ngöbe buglé en Costa Rica están en riesgo de caer en esta situación, pues no tienen registro de nacimiento en el país y transitan entre la frontera costarricense con Panamá de forma regular, según confirma el portal local La Prensa Libre.


Leer también: La tragedia de no existir: ¡Tengo derecho a una identidad!


A través de 21 fotografías de mediano formato con impresión digital en telas, se buscó mostrar la forma de vida de esta etnia en la zona sur del país, donde se ubica esta población nacida en Costa Rica y de padres panameños.

Además, a través de este trabajo con imágenes conmovedoras se busca dar visibilidad a las condiciones de vida y trabajo de estas familias.

Fruto de la migración

La migración iniciada a mediados del Siglo XX desde la  Comarca Ngäbe-Buglé en Panamá dio origen a los pueblos ngäbe de Costa Rica. A raíz de la creación de la frontera entre los dos países sus territorios ancestrales quedaron divididos.

En cuanto al desplazamiento hacia Costa Rica, por ejemplo, en 2011, aproximadamente 15.000 indígenas ngäbe penetraron ese territorio para las recolectas de café o trabajar en las bananeras.

La gran mayoría de los ngäbe en Costa Rica vive en condiciones de pobreza. Además, se les hace muy dificultoso el acceso a servicios de educación y salud por las largas distancias entre sus poblaciones y los lugares donde éstos se brindan.

Proyecto de Acnur

Muchos de los integrantes de esta etnia no cuentan con actas de nacimiento ni de Panamá ni de Costa Rica, al igual que con documentos de identidad. Esta situación dramática los transforma en casi “invisibles” y les provoca también la gran dificultad para acceder a servicios básicos

En ese sentido, Acnur y el TSE trabajaron en un convenio que busca atender esta situación de miles de indígenas que no tienen documentación.

«Si no está registrado, no existe, no tiene patria, ni vínculos con ningún Estado, pasa la vida desapercibido, no puede inscribir a sus hijos, ni estudiar. Es una situación horrible», afirmó Marcela Rodríguez-Farrelly, oficial de protección de Acnur, a la agencia EFE

Este trabajo se enmarca también en la campaña del Acnur «#ibelong«, la cual busca erradicar la apatridia en el mundo en 2024. El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Soís, suscribió esta campaña.

Maestro de retratos

El autor de la exposición es un argentino maestro de retratos y primeros planos de poblaciones originarias, viajes y culturas. Ha viajado a lo largo de 20 años por diversos países de los cinco continentes.

Ya establecido en Costa Rica se ha dedicado al trabajo de su nueva serie “Todos Somos Costa Rica”.

Para el proyecto “Chiriticos», Lucas viajó a San Vito de Coto Brus y sus alrededores donde vive la comunidad ngöbe buglé en Costa Rica, prosigue La Prensa Libre.

El nombre del proyecto representa un juego de palabras que una la provincia panameña occidental Chiriquí y el apodo de “ticos” de los costarricenses.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.