¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Depresión: Las 6 frases prohibidas

Antonio Guillem
Comparte

Es muy importante tener cuidado con lo que dices a alguien que está pasando por una crisis depresiva

Resolví escribir un texto, destacando las principales cosas que las personas dicen a alguien que sufre de depresión. ¿Cosas buenas? Nada de eso. Son frases que particularmente me irritan, y que en vez de ayudar, sólo me hundían más, reforzando cada vez más mis sentimientos negativos en relación a mí misma y a mi vida.

No juzgo a quien no entiende la enfermedad, pues solo el que siente el dolor es capaz de comprenderlo. Pero enfatizo la importancia de tener cautela con relación a lo que dices a alguien que está en una crisis.

Yo misma incluso oí decir “No sabes vivir” de un amigo próximo, y esto sólo me angustió aún más en ese momento e hizo mayor mi voluntad de acabar con mi vida, pues me convencí, de hecho, de que no era capaz de nada, que yo era sencillamente un error y que nunca debería haber nacido.

Por suerte, hoy ya no siento esto, y reconozco lo engañada que estaba. Y también espero que un día tu lo superes, igual que yo.

En fin, reuní seis frases muy escuchadas por mí y que, posiblemente, tu ya has escuchado. ¿Vamos al o que interesa?

1. “Hay personas que están peor que tu”

Creo que esa es la peor de todas las frases, y la escuché innumerables veces. La intención es que tu veas lo buena que es tu vida, en la medida que tu reconoces que hay personas en situaciones mucho peores, pero con alguien que tiene depresión, se produce el efecto contrario, o sea, te sientes peor, porque te sientes culpado por reclamar de tu vida habiendo personas que sufren más que tu, por razones diferentes.

2. “Eso está en tu cabeza”

Generalmente esa frase viene acompañada de un “Tienes que dominar tus pensamientos”. Como si eso, por si solo, pudiese acabar con nuestro deseo de desaparecer del mundo. El dolor que un individuo siente que le produce la depresión es peor que el dolor físico producido por un corte en la piel. Así que nunca digas que es algo que está sólo en la cabeza de esa persona, pues ella sentirá que menosprecias sus sentimientos, y se sentirá cada vez peor.

3. “Eso es solo para llamar la atención”

Si quisiéramos llamar la atención, ¿para qué escogeríamos sufrir por ello? En ninguna hipótesis, el individuo con depresión quiere llamar la atención de los demás, muy al contrario, ya que su tendencia es a aislarse cada vez más. Sus actitudes muestran cuánto necesita de ayuda, y eso es lo que debemos hacer: ofrecer ayuda.

4. “Tienes que buscar un empleo”

Como si ese dolor inmenso desapareciese con una profesión. Las personas no entienden que la depresión procede de diversos hechos aislados que se mezclan y acumulan sentimientos negativos en la persona que sufre. Claro que perder un empleo puede dejar a alguien muy deprimido, en primera instancia, pero esa no es la única razón del sufrimiento de esa persona. Trabajar ayuda a ocupar la mente y distraer la cabeza, por eso es muy bueno para el que sufre con esa enfermedad, pero cuando la crisis es fuerte, la persona no quiere ni salir de casa, y mucho menos trabajar. Entonces nunca digas eso, pues harás que se sienta inútil.

5. “Deja de ser perezoso”

Nadie merece oír eso, Si no quisiéramos más salir de casa, ni de nuestra cama, si ya no queremos hacer nada, ni hablar con nadie, si perdemos todo interés por la vida… no es por pereza, es depresión.

6. “Estás mal de la cabeza”

Cuantas personas te dicen eso, ya he perdido la cuenta y estoy segura de que ya lo has oído decir a alguien, aunque no te lo dijera a ti directamente. Por culpa de ese prejuicio que muchos cometen el error de no pedir ayuda profesional, porque piensan: “Van a creer que estoy loca si voy a un psicólogo”. La depresión no es locura. Que te quede bien claro.

Espero que te haya gustado el texto, y por favor, esfuérzate por no dar importancia a esas personas que dicen cosas que a veces te hacen daño. No se dan cuenta de las consecuencias de lo que dicen.

 

Para contactar con la autora, escribir a krolina.3010@gmail.com

(Carolina Santos, via Psiconlinews)

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.