¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

#TuAbrazoEsMiLugar, la propuesta de los jóvenes de Buenos Aires

Marko Vombergar-ALETEIA
Comparte

Segunda Jornada Regional de la Juventud en Argentina

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Durante el año, la plaza adyacente al emblemático Planetario en Buenos Aires (Argentina) acoge maratones, encuentros de espiritualidad new age y conciertos de todo tipo.

Pero este fin de semana la plaza fue de los jóvenes de 11 diócesis de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires que celebraron por segunda vez la Jornada Regional de la Juventud.

Bajo el lema #TuAbrazoEsMiLugar, miles de jóvenes se congregaron el 3 de abril con el corazón puesto en el Año de la Misericordia. Se trata de la segunda edición de esta Jornada Regional, tras la primera edición de esta jornada en 2014.

Miles de jóvenes participaron en la Jornada rezando y cantando.
Marko Vombergar-ALETEIA
Miles de jóvenes participaron en la Jornada rezando y cantando.

Según los organizadores “es la acción organizada de la Iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo”.

El escenario montado competía en altura con el Planetario y tenía como imagen de fondo una imagen de magnitud con el abrazo del hijo pródigo de Rembrandt.

Con insignias de la diócesis o movimientos y familias de origen, camisetas multicolores, globos, referencias a la Jornada Mundial de la Juventud prevista para Cracovia este año y al Congreso Nacional Eucarístico, y hasta referencias al Cura Brochero, los jóvenes respondieron masivamente a la cita, incluso ante el cambio de fecha de último momento, ya que inicialmente se iba a realizar un día antes.

Entre los concurrentes se pudo ver, en los momentos de oración, al cardenal Mario Poli, rezando como uno más en la multitud. También jóvenes con pequeños niños, entre ellos el matrimonio de Sebastián y Vanesa, que acudieron en 2014 como novios.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli de rodillas con los jóvenes en el momento de la Adoración Eucarística.
Marko Vombergar-ALETEIA
El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli de rodillas con los jóvenes en el momento de la Adoración Eucarística.

E incluso participantes de otras religiones, que asistieron en el marco de la Red Interreligiosa de Jóvenes de Buenos Aires.

La jornada se inició con la lectura de la parábola del Hijo Pródigo, historia que acompaña todo el encuentro, no sólo con el lema, sino en representaciones artísticas y la canción oficial, que fue interpretada por el grupo Buenos Aires para una Nueva Evangelización (Banuev) y otros artistas de distintas procedencias que generosamente se sumaron como Maxhi Larghi y Athenas Venica.

Además de representaciones artísticas, hubo testimonios emocionantes como el de las hermanas sacramentinas no videntes, un momento para la Virgen de Luján, un área de “Reconciliación” con sacerdotes confesando, y un momento de Procesión Eucarística y Adoración.

Tras el momento de adoración, Poli compartió unas palabras con los jóvenes y los invitó a “no dejar pasar la oportunidad de encontrar a Jesús en las obras, en las ‘gauchadas’”.

Así, pueden perderse “la oportunidad de tener el mismo gozo que teníamos recién ante Jesús Eucaristía”.

El arzobispo de Buenos Aires incluso animó a los grupos a escribirle al Santo Padre Francisco y contarle cómo estaban viviendo las obras de Misericordia.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.