¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los últimos días del Jerusalén otomano, en fotografías

BAIN NEWS SERVICE-LIBRARY OF CONGRESS-PD
Comparte

Una serie fotográfica que cubre la vida en la ciudad santa bajo el dominio turco, de 1900 a 1918

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

A lo largo de milenios de historia, tanto los habitantes como los mandatarios de Jerusalén han cambiado infinidad de veces. Antiguos pueblos paganos, israelitas bíblicos, cohortes romanas, cristianos bizantinos y musulmanes otomanos, entre otros, se han disputado el dominio de la ciudad.

JERUSALEM-18-BAIN NEWS SERVICE-LIBRARY OF CONGRESS-PD
BAIN NEWS SERVICE-LIBRARY OF CONGRESS-PD
Bain News Service - Library of Congress PD

En 1517 la ciudad pasa a ser parte del Imperio Otomano. Es el año en el que el sultán Suleiman El Magnífico ordenó la construcción de la muralla que hoy circunda la llamada “vieja ciudad”, que divide a Jerusalén en cantones: uno judío, uno musulmán, uno cristiano y uno armenio.

Esta serie de fotos, publicadas por Retronaut en un artículo de Alex Q. Arbucke, dan cuenta de la vida en la ciudad santa en los años finales del mandato otomano, en los que, tras sucesivas olas migratorias, la ciudad pasó a ser mayoritariamente judía, poco antes de ser tomada por los británicos.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.