¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Lo que judíos y cristianos tienen hoy en común

© Susan Sermoneta
Comparte

¿Qué sentido tiene tu vida? ¿Qué sentido tiene la Revelación en la historia de la humanidad? La fe judeocristiana tiene muchísimo que decir

Las principales metas de diálogo entre católicos y judíos son: “conocimiento recíproco porque nos conocemos muy poco; la construcción conjunta de una cultura de paz, de reconocimiento mutuo y de progreso, y trabajar juntos superando situaciones de antisemitismo que se produce todavía en muchos países”.

Así lo consideran el rabino David Rosen, interlocutor del papa Francisco para el diálogo judeocristiano y uno de los líderes judíos más destacados en materia de asuntos interreligiosos, y el sacerdote Florencio Sánchez, director del Instituto John Henry Newman de la UFV.

Ambos abordaron los retos de hoy y la necesidad de “trabajar juntos para contribuir a un mundo mejor” en la mesa redonda Los dones de Dios son irrevocables. 50 años del diálogo judeocatólico, organizada por la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) de Madrid y la comunidad judía internacional.

En El Espejo de COPE, Angel Barahona, decano de Humanidades de la Universidad Francisco de Vitoria, donde se realizó el evento habla de la relación entre judíos y cristianos, sus raíces, la secularización como problema común y la continuidad entre el Dios del Antiguo y el Nuevo Testamento.

Enhorabuena por la mesa redonda. ¿Por qué la necesidad de este diálogo con la Nostra Aetate de fondo?

Nosotros creamos una Cátedra, un centro Isaías II justo con la visión puesta en el diálogo interreligioso. Pensamos que una universidad tiene que estar siempre abierta al diálogo, a la cultura y sobre todo con nuestros hermanos judíos.

El mundo judío nos tiene muchas cosas que decir y nosotros tenemos muchas cosas que aprender de ellos.

Tenemos un punto en común que es que ellos también están experimentando la secularización, la laicización y necesitamos ese diálogo y más en el contexto en el que se celebran los 50 años de la Nostra Aetate.


Leer también: Cincuenta años de la Nostra Aetate


Se habló de muchas cosas en el debate, entre ellas la relación entre católicos y judíos y la relación entre el Antiguo y el Nuevo Testamento…

Es un punto importante, también con el documento que presentó el cardenal Kurt Koch sobre la irrevocabilidad de la alianza. No se puede entender el cristianismo sin el Antiguo Testamento, sin la antigua alianza…

Ya no cabe lo que se venía llamando como la “Teoría de la Sustitución”. Según esta teoría el nuevo pueblo de Dios, el elegido era la Iglesia. No, los Papas (Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco) nos han venido diciendo que ya no es así.

Hablamos del paso de la alianza con el pueblo de Israel a pasar, en el cristianismo, a trascender a todos los pueblos, a todas las naciones y a todos los hombres…

Exactamente… ese es el punto. San Pablo es el primero que abre esa llamada a la universalidad.


Leer también: “Un buen cristiano necesita reconocer sus raíces judías”


Una de las preguntas que la gente se hace es: ¿Cómo es posible que el Dios justiciero, el Dios Padre, el Dios de Sodoma y Gomorra, el Dios del Antiguo Testamento sea el mismo que el Dios misericordia, el Dios de la parábola del hijo pródigo, el Dios del Nuevo Testamento?

Es un punto que escandaliza en alguna medida, pero la Teología sabe que hay un progreso en ese sentido y también los judíos han abierto esa posibilidad…

David Rosen es uno de los pioneros en el reconocimiento de que la historia de la salvación tiene que incluir al cristianismo.

Es una de las formas en que Dios también habla… No es que sustituya, simplemente hay una continuidad y un progreso moral que todos tenemos que descubrir. Este Dios no es ese Dios justiciero, el Dios de sólo ética, sino… otra cosa.

Papa Francisco con judíos
© CTV

Son 50 años de diálogo judeo-católico, una senda que hay continuar. ¿Nos podemos ayudar unos a otros: judíos y cristianos?

Es incomprensible Cristo sin el judaísmo y el Antiguo Testamento. Ahora hay muchísimas tesis doctorales y libros al respecto que hablan de la relación intrínseca de, por ejemplo, la oración de Cristo del Shema (como buen judío) y toda su forma de ver su vida pública: las tentaciones, la misma cruz.

Es un itinerario que está codificado desde la oración que los judíos rezan dos veces al día: la Shema: “Amarás a Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas”.

Es incomprensible todo esto sin entrar en el Antiguo Testamento, todo el Evangelio de san Juan en la versión que Cristo hace como rabino de un Israel nuevo. Un Israel sobre las fiestas judías: la Sucot, la Pascua, todo está codificado en términos judíos y Cristo hace esta lectura novedosa.

web-Biblia, Dialogo vigente - CANAL 21BsAs - es
captura CANAL 21BsAs

En un mundo secularizado como el de hoy, solamente el creer, el tener a Dios presente en nuestras vidas nos une mucho. Hay una base histórica y una base de valores…

La revelación tiene una unidad, está reconocido en los pontificados de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

Dios se revela a través de una elección y esa elección continúa también: el diálogo es absolutamente necesario.

Benedicto XVI los llama “padres en la fe”; Juan Pablo II los llama “hermanos”.

Estamos en eso: tenemos una unidad en la revelación de elección. Tenemos que poner en común, evidentemente, porque tenemos el mismo problema ante el mundo pagano.

Buscamos lo mismo. Al final buscamos respuestas y esa intuición les muy propia del Instituto John Henry Newman en el núcleo de la universidad, en este caso la Francisco de Vitoria, ¿no?

Ese es el punto, por eso en el contexto de la universidad es tan importante hacer esto. Estamos en la búsqueda del sentido y creemos que la fe judeocristiana tiene algo, muchísimo que decir al respecto.

Es abrirse a estar preguntas: ¿Para qué vives? ¿Qué sentido tiene tu vida? ¿Qué sentido tiene la Revelación en la historia de la humanidad?

El pueblo judío, por la Soah, por toda su historia está hablándonos a gritos: Dios les ha elegido a ellos y tiene algo que decir a través de ellos. Nosotros queremos caminar junto con ellos en esta búsqueda.


Para leer más: El Holocausto, una advertencia para nuestro tiempo


 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.