Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 25 junio |
Santo Domingo Henares
home iconActualidad
line break icon

San Egidio, interlocutores de paz: ¿cuál es su fuerza?

Jaime Septién - publicado el 03/04/16

"Nadie es tan pobre como para no poder ayudar a los demás"

El pasado 5 de marzo, en la Ciudad de México, se celebró el 48 Aniversario de la Comunidad de San Egidio. Fue en 1968, en el vértice de los movimientos que tuvieron su eclosión en el famoso “mayo del 68” en París, cuando Andrea Riccardi, joven Italiano de apenas 18 años de edad, fundó la Comunidad, desde la fuerza de transformación del Evangelio.

Para recordar este acontecimiento y ver sus dimensiones en este lado del mundo, Aleteia ha entrevistado a Ugo Cianetti, responsable en México de la Comunidad de San Egidio (www.santegidio.org.mx)

¿Cuál es la esencia del movimiento que hoy araña ya su medio siglo de edad?

El compromiso con la comunidad; siempre estar al lado de los más débiles, las personas de las periferias, los niños sin educación y amor, los ancianos, los inmigrantes, los presos, los enfermos, los sin techo; siempre tratando de poner al centro a los más pobres, a detenerse como el «Buen Samaritano» y levantar la mirada sobre aquel que se encuentra en olvido en cada uno de los continentes, países, ciudades o barrios donde San Egidio está presente, así como lo es México.

¿Qué presencia tienen ustedes en México?

Aquí la comunidad se encuentra en Puebla, Guadalajara y varios puntos dentro de la Ciudad de México, pero requerimos de gran ayuda; es necesario vernos en el reflejo del otro, como hermanos, como familia, reconocernos hijos de un mismo padre, para empezar a sanar las heridas de nuestro tejido social en nuestra violenta y dividida sociedad.

¿Qué les dejó la reciente visita del Papa Francisco a México?

Papa Francisco ha insistido en el buen obrar de un cristiano y este Jubileo de la Misericordia es una gran oportunidad para dejar que Dios llegue a nuestras vidas y dar certeza de nuestra convicción cristiana a través de este obrar misericordioso que Jesús nos ha llamado.

La paz es una de las grandes banderas de la Comunidad, ¿no es así?

La solidaridad ha cobrado una nueva dimensión mientras se ha convivido con gente y culturas de todo el mundo, San Egidio ha abierto la mirada a nuevos horizontes de la caridad.

La Comunidad ha funcionado como un interlocutor en diferentes procesos de pacificación de países que parecían imposible conciliar, como lo fue de Mozambique, en 1992, un sueño que parecía imposible.

Hay mucha imaginación en ustedes; y se nota…

El trabajo humanitario requiere la fantasía del Amor, que se convierte en la habilidad de unir y colmar las grandes distancias, hasta lograr las curaciones que antes parecían imposibles.

Así nació el programa de DREAM (Ahora Dream 2.0) en África, donde se ha podido luchar contra el virus del VIH y se han atendido a más de 270.000 personas.

¿Qué requisitos se deben cumplir para formar parte de San Egidio?

Cualquier hombre de buena voluntad puede sumarse a los esfuerzos de San Egidio para trabajar por la paz; prueba de ello es el Espíritu de Asís, desde 1986 la comunidad ha sido pilar para el diálogo interreligioso y ecuménico a favor de la paz, reconociendo la posibilidad de sabernos iguales, donde la paz entre los hombres, sea posible.

Sé que hacen ustedes muchas tareas…

La labor incesante de la comunidad de San Egidio es ejercida por voluntarios alrededor del mundo, no por sus grandes virtudes humanitarias, diplomáticas o sanitarias; la gratuidad es un concepto poco ejercido en el mundo, reflejado en la solidaridad.

Ugo, ¿cuál cree que sea su fortaleza?

La fuerza de la comunidad radica en la «fuerza débil» de la oración y el Evangelio, gran fuerza del cristiano; no es a través del poderío económico o militar y de los grandes conocimientos, sino de la fuerza de la palabra y la oración.

Creemos que «nadie es tan pobre como para no poder ayudar a los demás«, esa es la principal y más grande arma de caridad que la comunidad tiene, incluso en la comunidad más pobre, en Cuba, en Malawi, Burundi, es así.

Tags:
comunidadentrevistaiglesiamexicopazsolidaridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
4
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
5
Meg Hunter-Kilmer
El sacerdote que dejaba a los pecadores más endurecidos llorando ...
6
SPIRITISM
Luis Santamaría
Venezuela: preocupación ante un encuentro de santería que cuenta ...
7
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.