Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 07 mayo |
San Agustín Roscelli
home iconEstilo de vida
line break icon

Ideas de oro para hacer sentir único a cada hijo

encuentra.com - publicado el 02/04/16 - actualizado el 02/04/16

Permitirle elegir el menú el día de su cumpleaños, exponer sus fotos en lugares destacados de la casa,...

No basta con el clima afectivo familiar para hacer sentir querido a un niño. El amor de los padres por sus hijos -al igual que el amor conyugal- exige “predilección”, es decir, una constante demostración de que el otro es único para uno.

La exclusividad quiere decir hechos y tiempos precisos para cada hijo. Algunos ejemplos extraídos de experiencias contadas por padres de familias comunes y corrientes:

– Una mamá cuenta que el día del santo o el cumpleaños de cada hijo -independiente de que la gran celebración- ese niño puede disponer el menú de la comida y elegir comer lo que más le guste. Eso lo hará sentir especial ese día.

– Un papá invita a comer a solas -sin mamá ni hermanos- al hijo que está de cumpleaños. El mismo niño se encarga de elegir el restaurante al que irán; cuando están más grandes incluso deben encargarse de hacer la reserva con tiempo. Así, en la intimidad de esa comida, pueden conversar y cultivar la confianza y la amistad.

– Una mamá con varios hijos cuenta que aunque sería más fácil llevar a comprar zapatos a varios hijos a la vez, se da el tiempo de salir al menos una vez por semestre con cada hijo. Vitrinean con calma, y compran los zapatos sin prisa. Así va conociendo los gustos de cada uno y permitiéndoles que sientan que tienen derecho a tener gustos propios.

– Un papá explica que ha destinado una pared completa del primer piso a fotos de sus hijos. Ellos saben así, concretamente, que su vida es muy importante para ellos. Este mismo papá cuenta que en su dormitorio tiene enmarcados dibujos de los niños y carpetas donde guarda las libretas de notas, los diplomas, alguna carta, cualquier recuerdo de cada hijo. Con el tiempo, ellos mismos meten en la carpeta algo que consideran valioso de guardar.

La profundidad del afecto, por su parte, implica conocer a fondo a cada hijo. Esto se logra no sólo conversando con ellos, sino también observándolos. Algunas ideas:

– Vale la pena «profesionalizarse» un poco como papá y mamá y leer algo de caracterología, para saber si el hijo es apasionado, flemático, colérico … ; también podemos ir a conferencias para aprender a descubrir tempranamente sus talentos y ayudarlos a transformarlos en intereses.

– La expresión del afecto no se logra en un instante sublime; necesita tiempo. Y por ello los papás deben aprender a comunicarse bien con sus hijos: si cultivan un estilo educativo cortante, jamás van a lograr profundizar en el afecto. Por ello hay que desarrollar estrategias de conversación que permitan que un diálogo dure varios minutos: no interrumpirlos mientras cuentan algo, tener paciencia para escuchar sus historias por largas que sean…

A la hora de retarlos por algo -esto es inevitable- jamás humillarlos y menos someterlos a punta de gritos. Utilizar frases como “Te entiendo, pero…”, “Sí, pero…”, en vez de los cortantes “Por ningún motivo”.

¿Para qué el afecto?

– A través del afecto se le entrega una identidad sana al hijo. Se le trasmite que “vale oro”, que lo queremos más que a nada en esta tierra porque él es único e irrepetible, valioso y amado, con un lugar propio en el mundo y con unos talentos que debe cultivar para crecer, realizarse y hacer felices a los demás.

– A través del afecto se instala al hijo paulatinamente en la realidad. Se le adiestra para protegerse de los peligros, para salvar obstáculos, para vencer adversidades, para afrontar problemas. Como los animales a sus cachorros, los padres les muestran el mundo a sus hijos y a través del afecto los guían, les enseñan sus secretos de adulto y les dan la seguridad de que ellos los defenderán y acompañarán hasta que puedan valerse por sí mismos.

– Cuando falta el afecto, el niño crece con una identidad inestable e insegura. Y en vez de ser instalado en la realidad amorosamente por sus padres, es “arrojado” a una realidad que no siempre será clemente con él.

Lo importante es darse cuenta que a medida que los hijos crecen hay que ir trasformando la relación afectiva y profundizándola: que existen caricias psicológicas que son tan o más importantes que las físicas.

Tengamos el número de hijos que sea, dos o diez, si queremos demostrar un afecto tierno a los hijos, debemos poner en práctica acciones concretas que apuntan a que la expresión de ese afecto sea exclusivo para cada hijo y valiosamente profundo.

Artículo originalmente publicado por encuentra.com

Tags:
afectividadhijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
2
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
3
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
7
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.