Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El misterio del crucifijo vikingo

©FBHolm
Comparte

Un pequeño tesoro cristiano descubierto en Dinamarca puede cambiar los libros de historia...

Había dejando de llover y era un día ideal para buscar tesoros. El danés Dennis Fabricius Holm salió con esta convicción llevándose consigo un detector de metales.

El hombre, aficionado buscador de metales, se sorprendió cuando su aparato comenzó a sonar insistentemente mientras rastreaba un campo cerca de la ciudad de Aunslev (Østfyn, Dinamarca).

Holm desenterró un pequeño crucifijo, intacto a pesar del paso del tiempo. Según los expertos se trata de un colgante que podría haber pertenecido a una mujer vikinga, datado alrededor de la primera mitad del 900 (siglo X).

Este descubrimiento indicaría que el cristianismo surcó las costas gélidas también de Dinamarca mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora.

De hecho, Radio Vaticano, la emisora radiofónica del Papa, también ha destacado la noticia con una entrevista al presidente de la Academia Urbana de las Artes de Roma, Rodolfo Papa.

El experto destaca las relaciones fugaces entre el cristianismo y el pueblo vikingo, con evidencias de contactos poco amistosos en Inglaterra e Irlanda o territorios limítrofes.

“Es también posible que alguien haya llevado consigo un objeto o que algún joven cristiano haya sido capturado, hecho esclavo…también un monje…”, dijo a Radio Vaticano el profesor Papa.

La joya dorada pesa sólo 13,2 gramos, tiene cuatro centímetros de largo y conserva un pequeño agujero que indica que fue utilizado colgado de una cadena.

Las pruebas históricas de la presencia del cristianismo en el país escandinavo se remontan a la segunda mitad del siglo X.

Las pruebas más antiguas de la presencia de seguidores de Cristo en el lugar son las Jelling Stones, las grandes piedras rústicas de Jutland que mostraban la más antigua representación de Jesús en la Cruz en Dinamarca.

Greger Ravik

A la luz del nuevo descubrimiento, las fechas y las pruebas del cristianismo danés deberán ser revisadas nuevamente.

La cruz ahora se encuentra en el Museo Vikingo Ladby y será expuesta durante el periodo de Pascua a los visitantes.

La cruz sigue siendo un misterio, sólo que ahora se añade la pregunta abierta de cómo llegó a esas tierras nórdicas el crucifijo y la fe cristiana.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.