Aleteia

Los regalos del Papa a los «Sin Techo»

Comparte

El particular Vía Crucis del Limosnero del Papa

Mientras se estaba llevando a cabo el Vía Crucis del Viernes Santo en el Coliseo de Roma, el Limosnero del Papa, acompañado por algunos de sus colaboradores voluntarios y por algunos «sin techo» que son huéspedes del Dormitorio Don de Misericordia, estuvo caminando por las calles de Roma, en unión espiritual con el Vía Crucis celebrado por el Papa.

A las personas que se iba encontrando durmiendo por las calles les entregó sacos de dormir y un pequeño regalo («una caricia») de parte del Papa. Fue de esta manera un Vía Crucis por la ciudad, y tuvo alrededor de 100 estaciones. Concluyó después de la media noche.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.