Aleteia

Una nueva esperanza frente a desastres naturales en Perú

Comparte

Perú fue sede del Congreso Mundial de Biosfera entre el 14 y 17 de marzo

Mientras 120 países se reunieron en Lima (Perú) para participar del  “IV Congreso Reservas de Biosfera”, más de 2.000 agricultores sufrieron la pérdida de 420 hectáreas de cultivos en la zona norte de Perú.

Los efectos del cambio climático, donde el “Fenómeno de El Niño” cobra un papel especial, no cesan.

Una de las grandes preguntas es saber qué se puede hacer para que los productos peruanos conserven su riqueza natural, en medio de los efectos del cambio climático y las fuertes manifestaciones de “El Niño” en el país.

Del 14 al 17 de marzo Lima se convirtió en la primera región de  Latinoamérica designada sede para la realización de este congreso internacional.

Durante esos días, los miembros de las comunidades nativas Ayashaninkas, Llaneza y Shipibo–Conibo experimentaron cómo poder mejorar la producción del café, la miel y el polen, gracias a las diversas oportunidades de negocios sostenibles que brindan las reservas de biosfera.

Los efectos de “El Niño” en Perú

El desborde de los ríos y las fuertes lluvias arrasaron los cultivos de arroz, plátano y cacao de los valles de Tumbes y Zarumilla. Las lluvias han dejado más de 7 millones de dólares de pérdidas en el sector agrícola.

Autoridades de la región piden se declare en emergencia la zona, teniendo en cuenta que de persistir las lluvias, las pérdidas se podrían incrementar a caso 18 millones de dólares más.

La disminución del cardumen de peces y los fuertes oleajes ocasionaron el cierre de las caletas en la región Tumbes; hasta el momento más de 5.000 pescadores han paralizado sus labores.

Los efectos del Fenómeno de “El Niño” han empezado a sentirse en las últimas semanas en Perú.

Esperanza ante catástrofes naturales

Aprender a establecer una buena relación entre el hombre y los recursos naturales que se encuentran a su alrededor fue el objetivo del “IV Congreso Mundial de Reserva de Biósfera”, que contó como anfitrión del evento con la participación del ministro del Ambiente peruano, Manuel Pulgar Vidal.

Las reservas de biosfera están conformadas por ecosistemas terrestres, marinos y costeros, reconocidos por la Unesco. Huascarán, Manu, Noroeste y Oxapampa – Asháninka – Yánesha son las cuatro reservas de biosfera con las que cuenta el Perú.

Durante el congreso también se ha previsto la creación de una nueva Reserva de Biosfera, la del Gran Pajatén.

El evento, organizado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales protegidas  por el Estado (Sernanp) y el Ministerio del Ambiente, también contó con la participación de Flavia Schlegel, subdirectora general de Ciencias Naturales de la Unesco, entre otras personalidades del ámbito político.

  ¿Cómo funcionan las reservas de biosfera?

Con más de 1000 participantes de todo el mundo, el congreso desarrolló estrategias para elevar los niveles de sostenibilidad de las reservas de biosfera, redes científicas, restauración económica, además del turismo y la industria extractiva.

Las reservas de biosfera buscan crear una relación armoniosa entre la conservación, el buen manejo de los recursos y la actividad del hombre.

“En cada una de ellas se fomentan soluciones para conciliar la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible, el desarrollo económico, la investigación y la educación”, explicó Pulgar Vidal, durante su discurso inaugural.

Además comentó que los pobladores tienen que luchar contra las amenazas que existen en la zona, como la tala y la minería ilegal.

Toma de acciones

A nivel mundial existen 651 reservas de biosfera, que el hombre está llamado a preservar como menciona el Papa Francisco en su última encíclica Laudato Si.

“Nuestro mundo es nuestra patria y nosotros el pueblo, debemos cuidarla para disminuir el impacto del consumo”, expresa en uno de los pasajes.

En tanto, la Unesco señaló que con el “Congreso Mundial de Reservas de Biosfera” se espera alinear la gestión y conservación de los espacios naturales que aún subsisten en el mundo hacia el 2030.

Al finalizar el congreso, se decidió realizar la vigésimo octava edición del Consejo Internacional de Coordinación del Programa del Hombre y la Biosfera, donde Perú presentará la “Declaración de Lima”, algo que le permitirá establecer su quinta reserva de biosfera dentro del territorio.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.