Aleteia

Así fue la travesía de 68 refugiados, 20 de ellos niños, para llegar a Europa

Comparte

SOS Refugiados en red es una comunidad de personas que se distribuye por medio mundo con un solo objetivo: ayudar a los refugiados y a sus familias

8 de febrero del 2016. Son las 2:30 de la madrugada. El whatsapp no deja de sonar. Esta noche hay mucho movimiento, el viento ha cesado y la mar se mantiene en una calma relativa. Las lanchas tienen que salir. Desde Vigo, Ángeles de Andrés, maneja todos los datos disponibles a su alcance: Cuántos van, en qué dirección y todo gracias a los móviles. ¡Benditos móviles, bendito whatsapp y bendito el equipo SOS REFUGIADOS, EN RED! Mohanmed, el capitán, desde Suecia, experto en la materia, mantiene su localización constantemente. Es sirio e intenta mantenerlos en calma. El miedo les paraliza, la mayoría no saben nadar y el chaleco no es de gran ayuda. En la otra orilla, Laura, de la organización Proactiva, recibe coordenadas, rumbo y datos acerca de los ocupantes. Desde algún punto de Europa, los familiares esperan con los ojos cerrados la buena noticia. Los demás cruzamos los dedos.

Seguimos el viaje de las hermanas de Alan, que ya está en Alemania. El resultado fue una noche entera de auténtico pánico. Tres horas de autobús desde el hotel en Turquía a una cala remota en Dikili. Allí, dos horas de espera mientras inflaban el bote de goma. Frío, 28 adultos y 20 niños (algunos con discapacidad física), todos esperando. Embarcan y de pronto aparece una furgoneta con 20 personas más. Total 68 vidas en un mar en calma, pero helado y negro. Iban en un bote recién inflado rumbo a Mitilini (Lesbos). Nada más partir, nos dicen que empieza a entrar agua, así que nuestro capitán les aconseja reducir la velocidad (los de la mafia turca no viajan en el bote, le encomiendan la guía a un refugiado que en su vida ha visto el mar). Se ponen en marcha a una velocidad que en coche serían 10km/h. Todo tranquilo a bordo, pero por las localizaciones, Ángeles ve que la balsa, seguramente por sobrepeso, no avanza y encima hay momentos que navega de un lado a otro en lugar de ir de frente. A las 04:30 horas, a los niños y las mujeres el agua les cubre las piernas hasta la cintura. Se decide abortar el viaje y que se pare el motor. Empieza el momento SOS, están a 7 kilómetros de aguas griegas. Se llama a la costera turca y ¡cuelgan el teléfono! Se llama de nuevo, gritando. ¡Cuelgan otra vez! Se llama a otro número, ¡nos derivan al de antes! Desesperación absoluta.

Ángeles disimula en el grupo del whatsapp. A los del bote, les tranquiliza y le pide a la interlocutora que les «cante» a los niños. Les advierte, además, de que, por lo que más quiera, ni uno se levante o todos se irán al fondo. Son 68 seres humanos a la deriva. Les dice que la ayuda está en camino. ¡Mentira! Nadie está en camino… solo la muerte. Se pone a rezar con toda su alma mirando la estatua de Fátima que sostiene los mapas de las costas griegas que llenan el salón de su casa. De impotencia, se abandona…se hace la ingenua y como si no supiera que están en aguas turcas llama a la costera griega. Hay una diferencia de trato abismal. El GPS sigue recibiendo la posición del bote, ya a la deriva. De pronto, Agustín y Teresa, dos voluntarios del grupo, se fijan: ¡esos kilómetros que faltaban los ha recorrido sola la balsa a la deriva. EUREKA. Están en aguas griegas! ¡Están en Europa! Sí, alguien ha tirado con fuerza del bote. A las 05:30 llega la guardia costera y son finalmente rescatados.

Están mojados, hay varias hipotermias, pero están todos vivos. Ángeles les dice que esta noche le han ganado a la muerte. Nunca sabrán que, por momentos, Ángeles, en su corazón, se estaba despidiendo de ellos para siempre.

Pero Refugiados en Red no solo ayuda a cruzar el Egeo, sino que da también apoyo logístico, económico y emocional a los refugiados en su camino a pie hacia el resto de países de Europa. Por ejemplo, el pasado 3 de febrero, desde Vigo, Ángeles y sus compañeros dieron de comer a 200 personas refugiadas, en un restaurante de Grecia.

Los refugiados llevaban tres días sin comer y los miembros de Refugiados en Red, por teléfono, contactaron con «otro loco como ellos», el director del restaurante, cuyos datos encontraron por google. Él les hizo caso, se fue a la calle y se llevó a comer a los 200. Ángeles no tenía cómo pagar y le suplicó al dueño del restaurante, que finalmente solo les cobró 70 comidas. El resto las pagó él, además de agua, leche, pañales y otras cosas de primera necesidad que le dio a los refugiados que seguían su ruta hacia Macedonia.

La situación ahora se hace más trágica que nunca con el cierre de la frontera entre Grecia y Macedonia y el negocio-acuerdo entre la EU y Turquía. Unos 45.000 refugiados están ahora atrapados en Grecia. La mayoría provenientes de Siria, Irak, Pakistán, Afganistán… Han llegado exhaustos, después de días de duros viajes, con traumas psicológicos y con la muerte que les pisa los talones. La frontera entre Grecia y Macedonia, el campo de refugiados de Idomeni y las calles de Atenas están colapsadas, sobre todo de menores de 15 años, niños y bebes, que son más del 30 % de los refugiados. Los voluntarios no dan más de sí. Y lo peor de todo, la guerra en Siria no cesa y las personas necesitan seguir huyendo y viajando por el Egeo con destino a las islas griegas con la esperanza de entrar en Europa.

A Lesbos, que es solo una de las islas griegas a unos 25 kilómetros de Turquía, llegan a diario unos 1.500 refugiados. Este conflicto ha movido a unos 5 millones de personas. En Canadá ya se ha acogido a más de 20.000 refugiados mientras que en España tan solo 18. Europa dijo en septiembre del 2015 que podría acoger a 160.000 personas, España a 16.000. Ya han muerto ahogadas más de 410 personas en los tres meses que llevamos de 2016 y Europa solo ha acogido a 497 refugiados en 5 meses. En Turquía hay más de dos millones y medio de refugiados, en Líbano más de un millón. España despierta, Europa despierta ya!

Para contactar y colaborar con SOS Refugiados en Red:
Facebook: Ángeles de Andrés. Tlf: 609 670 100
Facebook: En Red Sos Refugiados
Twitter: @sosrefugiados
Facebook: Agustin García Romero-Nieva.

Ester Palma (pobresdeyahve@hotmail.com). Servidores del Evangelio de la misericordia. Daejeon, Corea del Sur

Artículo originalmente publicado por Alfa y Omega

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.