Aleteia

Cuando dos buceadores visitan el Cristo de los Abismos

Comparte

Los famosos buzos Guillaume Néry y Julie Gautier van a Italia para admirar la famosa estatua submarina.

Obra del artista escultor Guido Galletti, el Cristo del abismo es una escultura monumental en bronce colocada a 17 metros de profundidad en la bahía de San Fruttuoso, en Camogli, al norte de Italia. Mide unos 2,5 metros de altura y pesa 260 kilos. Fue donada por el naviero Costa e instalada gracias a la intervención de la marina militar italiana el 22 de agosto 1954.

Similar a la estatua que preside desde las alturas de Río de Janeiro, también representa a Cristo con los brazos abiertos, mirando hacia la superficie. Su particularidad es que fue creada a partir de condecoraciones de marinos y de deportistas, de campanas, cañones y piezas de barcos, fundidos.

La estatua está dedicada a la memoria de los desaparecidos en el mar y en honor de aquellos que dedican su vida al medio marino. Cada año, el último sábado de julio, se celebra una ceremonia en torno a la estatua sumergida.

Desde el 29 de junio de 1966, puede encontrarse una réplica en Cayo Largo, Florida, dentro del primer parque marino en el mundo, el Parque Estatal John Pennekamp Coral Reef. (El paseo acuático comienza en el minuto 00:46).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.