Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 06 mayo |
Santo Domingo Savio
home iconActualidad
line break icon

Kung Fu Panda 3: lealtad y amistad, pero también fe, esperanza y familia

Ramón Monedero - publicado el 11/03/16 - actualizado el 14/03/16

El único "pero" de la cinta de animación es que aspira a ser cine “para toda la familia”, pero se queda en “infantil”

Damos por sentado que el “cine infantil” es lo mismo que el “cine para toda la familia”. Tal vez porque suponemos que tanto uno como otro puede verlo cualquier individuo que pase en ese momento frente al televisor, independientemente de su edad. Sin embargo, existe una sutil diferencia. El “cine infantil” comprende películas concebidas y pensadas para un público muy específico, hasta el punto de que si uno no es “infantil”, probablemente se aburra más que un borrego. Por otro lado, el cine “para toda la familia” es aquel que puede ser disfrutado y que puede entretener a un amplio abanico de edades, desde los más jóvenes a los más adultos.

En realidad hacer lo primero es relativamente fácil. Si uno sólo tiene en la cabeza a niños de siete años para abajo sabe a lo que atenerse, y el abanico de opciones en realidad es bastante escueto. Otra cosa es el que, haciendo una película “para toda la familia”, tiene que tener en mente que con su producto debería entretener a los niños, padres y abuelos. Sin duda, compleja tarea.

El cine de animación, que habitualmente se estrena a gran escala, es un cine para toda la familia. Para mercados más restringidos –y menos costosos- se quedan películas pensadas únicamente para los más pequeños, como es el caso de las películas de Campanilla o Winnie the Pooh. Estos personajes estrenan casi todos los años pero, en general, no nos enteramos porque están destinados al uso doméstico, no a las grandes salas comerciales.

Para esto último está Toy Story, Monstruos S.A., Gru. Mil villano favorito o la película que hoy nos ocupa, Kung Fu Panda 3. Mejores o peores, todos son largometrajes pensados para interesar a “toda la familia”.

En este sentido, la última aventura del simpático oso peleón no defraudará a nadie. El film es visualmente espectacular, tiene chistes para casi todos los estados vitales sin decir una palabra más alta que otra y sin meterse en cuestiones ni remotamente escabrosas. Además, para la ocasión Kung Fu Panda 3 se atreve con el mundo espiritual como si de un videojuego se tratase, de modo que nada es demasiado complejo ni abstracto aunque eso sí, el mensaje está ahí.

Los adultos pueden estar tranquilos si dejan a sus hijos solos viendo Kung Fu Panda 3. Lo peor que puede pasar es que el niño pida unos luchacos, lo cual ya es decisión de cada uno qué hacer al respecto. Al final, lo que queda es una historia de lealtad y amistad, pero también de fe, esperanza y familia. Precioso.

El único problema es que, aun presuponiendo que Kung Fu Panda 3 es una película “para toda la familia”, en realidad funciona mucho mejor como “cine infantil”. Es muy probable que más de un adulto se aburra como una castaña con esta película. Kung Fu Panda 3 se aguanta con tolerable entereza hasta la mitad, cuando la película se enfanga y empieza a desinflarse. A partir de este momento puede que los más pequeños disfruten con el oso y sus amigos haciendo el animal en mitad de la montaña pero para los adultos hace tiempo que el guion perdió su objetivo.

Al final, con la idea que uno sale del cine es la de haber echado el rato aunque eso sí, sospechando que podría haber invertido su tiempo en algo mucho mejor.

Tags:
cinecine espiritual
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
2
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
6
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.