Aleteia

Caminando junto a las parejas que buscan un bebé

Comparte

La Corte Interamericana de Derechos Humanos obliga a Costa Rica a regular la fecundación in vitro

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera que el decreto para regularizar la fecundación in vitro (FIV) en Costa Rica es válido para cumplir la sentencia impuesta por este tribunal internacional en noviembre de 2012.

La CIDH resolvió la semana pasada que “se mantenga vigente el decreto ejecutivo 39210-MP-S, del 11 de setiembre del 2015, sin perjuicio de que el órgano legislativo emita alguna regulación posterior en apego a los estándares indicados en la sentencia”.

Los jueces entienden que el estado costarricense sí cumplió con la sentencia de 2012 (que ordenó a Costa Rica permitir la FIV) emitiendo un decreto de Gobierno para regular la técnica.

“Debe entenderse que la FIV está autorizada en Costa Rica y, de forma inmediata, se debe permitir el ejercicio de dicho derecho tanto a nivel privado como público”, agregan en la sentencia.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, se pronunció tras el fallo e indicó que todas las instituciones y personas deben dar acatamiento a esta resolución. “No puede haber ninguna duda de la contundencia del fallo”, agregó.

Este fallo generó una respuesta de la Iglesia católica en Costa Rica, que recordó que con la fecundación in vitro se ataca la dignidad del ser humano.

Oración y acompañamiento

El arzobispo de San José de Costa Rica, José Rafael Quirós, consideró que si bien la FIV es una técnica reproductiva legalmente válida, no es “éticamente correcta” porque atenta contra la vida humana.

Según Quirós, las parejas infértiles deben entender “desde la fe” que no deben optar por métodos de reproducción asistida para lograr un embarazo porque esos mecanismos son contrarios a la vida.

En ese sentido, Quirós expresó que la “Iglesia católica brinda acompañamiento, oración y puede guiar a las parejas infértiles para que intenten lograr un embarazo mediante técnicas naturales”.

Queirós también afirmó que cuando una pareja no puede tener hijos de forma natural debe atenderlo y aceptarlo, porque es el “deseo del dueño de la vida”, en referencia a Dios.

Costa Rica era el único país de América Latina donde no se practicaba la FIV, que había sido prohibida en el año 2000 luego que la Sala Constitucional determinara que violaba el derecho a la vida, al ser la única técnica que pone en riesgo óvulos fecundados, según una reseña hecha por la Agencia EFE.

Uno de los principales argumentos contra la FIV tiene que ver con que en muchas ocasiones la técnica no tiene éxito y se pierde la vida de óvulos fecundados.

 

En base a un artículo publicado por Forum Libertas

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.